Más noticias

"Luna de sangre azul" tiene significado profético, asegura líder religioso

“El Talmud declara que un eclipse lunar es una mala señal para quienes odian a Israel”, según el Rabino Yosef Berger.

El evento astronómico de tres superlunas será visible en el cielo nocturno
El evento astronómico de tres superlunas será visible en el cielo nocturno

Tegucigalpa, Honduras

La próxima luna de sangre azul que ocurriá el 31 de enero y trae, según líderes religiosos, un significado profético para el mundo.

El catedrático del departamento de Astronomía y Astrofísica de la Unah, Ricardo Pastrana, anunció que el 31 de enero de 2018 existirá una luna llena, la segunda del mes de enero, la que llama luna azul.

"Lo que tenemos es una luna llena en perigeo que acontecerá un eclipse lunar en ese momento. Nosotros (hondureños) solo vamos a ver un eclipse parcial aunque será un eclipse total", explicó Pastrana.

El evento astronómico de tres superlunas será visible en el cielo nocturno. Parecerá azul debido a la sombra oscura de la Tierra.

La Profecía

La luna que se pondrá totalmente rojiza al amanecer en el momento en que se esté dando el ocaso lunar, podría ser una señales proféticas, según algunos religiosos.

De acuerdo a declaraciones recogidas por Charisma News, el Rabino Yosef Berger, el rabino de la Tumba del Rey David en el Monte Sión, cree que las supermodelos, que terminan con la Luna de Sangre Azul, tienen un significado especial a la luz de los acontecimientos mundiales actuales que tienen que ver con Israel.

El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció que reconocería a Jerusalén como la capital de Israel y que Estados Unidos trasladaría allí su embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

“El Talmud declara que Israel es juzgado por nuestras acciones, por nuestro compromiso con Hashem (Dios) y no por señales astrológicas”, dijo el rabino Berger a Breaking Israel News.

“El Talmud declara que un eclipse lunar es una mala señal para quienes odian a Israel”, asegura el religioso.

“Las personas que no pueden aceptar que Dios está detrás de la naturaleza son los que odian a Israel, ya que nuestra presencia en el mundo es testigo del hecho de que hay un creador”, continuó.

“Dios usó la naturaleza para llevar las plagas a Egipto. Pero incluso cuando las plagas trascendieron todo lo que se había presenciado antes, Faraón se negó a aceptar a Dios como si estuviera detrás de ellos. Estamos viendo esto hoy, con huracanes y terremotos ocurriendo de maneras sin precedentes”, señaló.