Más noticias

Homicidios en San Pedro Sula se redujeron en un 50% en 2017

En 2015, las muertes violentas eran 110 por cada 100,000 habitantes; en 2016, 107, y en 2017 bajaron a 50

Se obtuvo solo el 25 de diciembre una reducción de 26.81% de homicidios en comparación con la misma fecha de 2016.
Se obtuvo solo el 25 de diciembre una reducción de 26.81% de homicidios en comparación con la misma fecha de 2016.

San Pedro Sula, Honduras

La Capital Industrial por muchos años ocupó el primer lugar de las ciudades más violentas del mundo, pero en el recién finalizado año los homicidios se redujeron en más del 50%.

Jair Meza, portavoz de la Secretaría de Seguridad, informó que desde 2015 comenzaron con una serie de acciones preventivas enmarcadas en la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) a fin de reducir las muertes violentas, sobre todo en San Pedro Sula y Tegucigalpa.

“En San Pedro Sula, específicamente, se registraban 110 homicidios por cada 100,000 habitantes en 2015; en 2016 fueron 107 homicidios por cada 100,000 habitantes, pero para 2017 se ha bajado en un 50%, ya que se registran 50 homicidios por cada 100,000 habitantes”, detalló Meza. El vocero policial destacó que estas cifras son oficiales, validadas por el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Ov-Unah).

“En medios internacionales manejan cifras que son de años anteriores, estas cifras que estamos dando son validadas”, aseguró el subcomisionado de policía. Meza agregó que la Ley de Prohibición de Armas de Fuego, que fue aprobada antes de los comicios electorales del 26 de noviembre y que aún está en vigencia, ha contribuido a la reducción de muertes violentas en este último mes.

“Se registran 396 armas decomisadas hasta el momento, de las cuales 243 son pistolas, 103 revólveres, 16 fusiles, 26 escopetas y 8 armas de fabricación casera (chimbas)”, enumeró Meza.

Cámaras de seguridad. Josué Mejía, director del Centro de Emergencias y Coordinaciones del 911 en la zona noroccidental, manifestó que San Pedro Sula ocupó el primer lugar de muertes violentas y gracias a los esfuerzos de las autoridades de Seguridad los homicidios se han reducido y la ciudad ahora bajó al lugar número 3.

Mejía indicó que en diciembre los homicidios se redujeron en un 52% en comparación con el mismo mes en 2016.

“En el asunto de homicidios es algo histórico y el otro año con estas nuevas cifras San Pedro Sula aún bajará más en esa lista de las ciudades más violentas del mundo. Estamos en la posición número tres luego de estar en uno por mucho tiempo, y probablemente cierre el año con una reducción del 50%, que es una cifra bastante considerable”, comentó.

En la ciudad hay instaladas cámaras de seguridad que sirven de apoyo a las autoridades para la detención de personas y el esclarecimiento de casos.

“Más allá del papel de las cámaras es la interacción de todas las instituciones que conformamos el sistema.Las cámaras son una herramienta que viene a colaborar con las instituciones, pero las que realmente están al frente son la Policía Nacional y Policía Militar, nosotros solo damos el apoyo técnico y la información que recibimos acá”, expresó el funcionario.