Gobierno busca sentar bases de Gran Diálogo Nacional

La invitación se extiende a todos los partidos que participaron en la contienda electoral del 26 de noviembre

La fase preliminar del diálogo ya dio comienzo con la participación de diversos sectores.
La fase preliminar del diálogo ya dio comienzo con la participación de diversos sectores.

Tegucigalpa, Honduras

Tras extender el martes la invitación a un gran diálogo nacional, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, brindó una conferencia de prensa en la que busca sentar las bases de dicho diálogo, haciendo primeramente un llamado al orden.

Hernández explicó que el motivo de esta petición es que los informes recibidos de diferentes fuentes, entre ellas la Policía, Fuerzas Armadas e informes de inteligencia, los cuales, indicó, coinciden en señalar que las protestas que comenzaron siendo pacíficas han dejado de serlo y en su lugar han sido reemplazadas por protestas consistentemente violentas.

El mandatario agregó que se ha podido identificar a personas que pertenecen o tienen alguna afiliación con maras, pandilla y crimen organizado.

Lamentó que las costumbres tradicionales de la época navideña se han visto trastornadas, lo que se refleja en familias que no podrán reunirse por las dificultades que tienen para movilizarse y viajar.

Pero no solo el aspecto espiritual y familiar de la época se ha visto afectado, sino también el aspecto económico, que ha dejado a muchos comerciantes con la pérdida de sus inventarios que adquirieron para la temporada, o si no los han perdido, hay pocos clientes para comprarlos. Paralelamente, muchos empleos temporales que nornalmente se crean para la ocasión no se han estado abriendo e incluso se han perdido empleos permanentes en los negocios y comercios destruidos en las protestas.

Hernández dejó claro que se debe buscar un equilibrio entre permitir y proteger las protestas pacíficas y diferenciarlas de la protesta violenta, a la cual hay que detener.

Condenó las acciones reportadas por algunos ciudadanos en los que se les cobra cierta cantidad de dinero para permitirle el paso a través de las tomas de calles y carreteras, acciones a las que equiparó con la extorsión.

Bases de diálogo

Durante la sesión de preguntas hacia el final de la conferencia, Hernández explicó que en este momento desarrollan las reuniones preliminares al diálogo, instancia a la que se han sumado representantes de la pequeña empresa, productores, campesinos, cooperativas, sector turismo, cámaras de comercio, el gremio empresarial, confesiones religiosas y a los que se sumarán otros sectores.

El Presidente precisó que la organización del proceso de diálogo estará en manos de ciertos facilitadores que en su momento se darán a conocer.

Consultado al respecto, Hernández confirmó que el proceso de diálogo involucrará a representantes de todos los partidos que participaron en la contienda electoral, condición imprescindible para alcanzar un entendimiento entre las fuerzas políticas del país.

En relación con las protestas anunciadas por la oposición para el jueves 21 de diciembre, el mandatario reiteró que cuando es pacífica, la protesta es un derecho, pero que cuando se vuelve violenta se convierte en un acto delictivo.

En otro tema, Juan Orlando Hernández reconoció que el tema de las reformas electorales es un elemento que debe estar presente en el diálogo a fin de discutir aspectos como los límites a la reelección y la posibilidad de implementar una segunda vuelta a los comicios generales, idea sobre la cual se manifestó en contra, pero explicó que en ese tema él no tenía la última palabra.

Concluyó su comparecencia con una reflexión sobre las oportunidades que proporcionan las crisis para hacer avanzar a los países hacia mejores derroteros.

La Prensa