Más noticias

Jóvenes emprendedores crean fundación para ayudar a discapacitados

Para el futuro planean abrir un centro de interacción social para los niños con discapacidades.

Karen Madrid y Jordan Lagos con otros voluntarios informan sobre la fundación.
Karen Madrid y Jordan Lagos con otros voluntarios informan sobre la fundación.

San Pedro Sula, Honduras.

Apoyar a las personas que padecen alguna discapacidad es el principal objetivo de la organización Honduras Social, creada en 2011 por una joven emprendedora que tuvo la iniciativa de apoyar a los que no cuentan con muchas oportunidades.

Karen Madrid es la fundadora. La joven contó que la organización inició como un aporte para mejorar la educación de los niños y adultos que tienen alguna discapacidad física o intelectual.

“Mi hijo mayor tiene asperger, trastorno del comportamiento que afecta la capacidad de socializar y comunicarse correctamente, y a causa de eso él ha sido discriminado en la escuela”, expresó.

Para ayudar a la fundación
Las empresas que necesiten de los trabajos de la fundación o las personas que quieran ayudarla pueden comunicarse al número 8956-6097 con Karen Madrid.

Por la discriminación, joven sintió la necesidad de apoyo que hay para las personas discapacitadas y entró como voluntaria a distintas fundaciones que trabajan para ayudar a las personas.

Programa

Años después decidió fundar Honduras Social. Con el apoyo de varios jóvenes, la fundación ayuda en dos ejes fundamentales: el primero es un programa educativo de concienciación que se realiza en las universidades y centros escolares. “Empezamos a trabajar y crear una metodología especial adaptada para los niños discapacitados para los centros educativos”, explicó.

El segundo eje trata de inserción laboral.

“Realizamos acompañamientos para las empresas que quieren ser inclusivas y contratar a esas personas; pero tienen desconocimiento de cómo hacerlo. Nosotros les ayudamos dando capacitaciones y asesorías”.

La organización cuenta con el apoyo de 25 voluntarios, de los cuales varios padecen de alguna discapacidad.

Jordan Lagos es el encargado del mercadeo en la organización; el joven padece de glaucoma y microcefalia.

Lagos ingresó en la fundación para demostrarles a las demás personas que no importa cuál discapacidad tengan y que cuando se quiere se puede. “La mayor fuerza es la de voluntad. Soy de los que creen que los que padecemos de alguna discapacidad somos los llamados para abrir esa brecha y ser ejemplo para los demás”. Para el futuro esperan construir un centro de interacción social adonde los niños con diferentes discapacidades puedan asistir y descubrir sus habilidades, además de llevar el proyecto a nivel nacional.

Los emprendedores entraron al programa UTH Avanza que la Universidad realiza para darles oportunidad a los jóvenes de emprender sus iniciativas y ganar ingresos para alcanzar su independencia económica.