Más noticias

Tres temblores diarios se registran en Honduras

Más del 90% de los nuevos edificios que se han construido en Honduras poseen características sismorresistentes, asegura el Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras.

Diez sismos mayores de 4 grados se registran al año en el país, según Copeco.
Diez sismos mayores de 4 grados se registran al año en el país, según Copeco.

San Pedro Sula, Honduras

El territorio nacional tiene miles de fallas sísmicas, lo que provoca que a diario se registren al menos tres temblores de poca intensidad, casi imperceptibles para la población.

Así lo informó José Jorge Escobar, sismólogo del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

100
edificios de más de tres pisos se construirán en los próximos diez años en el país, aseguran los representantes de la industria de la construcción.

Sismos mayores de cuatro grados en la escala de Richter, con movimientos más fuertes, se registran al menos unas 10 veces al año a nivel nacional, detalló el experto.

“Hay miles de fallas en la superficie y muchas más debajo de la tierra, no se miran, cubren todo el territorio nacional”, lo que provoca los constantes temblores.

Las zonas más vulnerables, y donde más se sienten, son los departamentos fronterizos con Guatemala, El Salvador y el Golfo de Fonseca.

Al consultarle, sobre la vulnerabilidad que tiene el país para hacerle frente a los movimientos telúricos superiores a los siete grados, como el que ocurrió en México, dijo que eso depende de las medida aplicada por la sociedad: cómo construyen sus obras, si están entrenados para responder adecuadamente ante un sismo, entre otros. “En ese aspecto estamos retrasados con respecto al resto de Centroamérica”, concluyó.

Preparación

Ante la vulnerabilidad sísmica que presentan los países centroamericanos, entre ellos Honduras, los centros educativos han comenzado a tomar medidas de prevención, enseñando a los alumnos sobre qué deben hacer o cómo deben reaccionar ante un terremoto.

Karina Alvarado, vicepresidenta de la Asociación Noroccidental de Escuelas Privadas Bilingües de Honduras (Anepbh), dijo que desde hace una semana las instituciones comenzaron a capacitar a los docentes para que ellos transmitan esos conocimientos a los estudiantes con el fin de evitar tragedias si se llegara a registrar un movimiento telúrico fuerte.

Además
Los expertos de la industria de la construcción aseguran que la mayoría de las edificaciones antiguas tienen mucha resistencia ante fenómenos naturales debido a que se utilizó hierro de buena calidad para construirlas.

“Estamos en capacitaciones con expertos de Copeco. Los centros están realizando un simulacro diario, en distintas horas, para que los estudiantes conozcan cómo deben actuar en caso de emergencia, sin importar el área donde estén en ese momento”, manifestó Alvarado.

Recomendó a los padres de familia también involucrarse en este tipo de capacitaciones.

Por su parte, José Morales, sargento segundo del Cuerpo de Bomberos de San Pedro Sula, dijo que los más de 7,000 elementos, entre contratados y voluntarios, distribuidos en las 44 estaciones que existen a nivel nacional, están preparados para asistir a cualquier tipo de emergencia.

Estructuras resistentes

Para evitar que los edificios, malls o cualquier estructura física ceda fácilmente ante un terremoto, los desarrolladores de proyectos están implementando medidas sismorresistentes en las obras que construyen, así lo informó William Hall, gerente de la constructora William & Molina.

“Las nuevas edificaciones cuentan con especificaciones sismorresistentes. Lo que indica que son diseños diferentes: con más acero, columnas y losas más reforzadas”, detalló el empresario.

Juan Carlos Sikaffy, vicepresidente de la Cámara Hondureña de la Construcción (Chico), dijo que en el país existe el Código Hondureño de la Construcción (CHOC-08), “una ley estipulada por el decreto 173-2010, publicado en La Gaceta en 2010, donde se exige contemplar cargas de sismos en las nuevas edificaciones, diseño sismorresistente, este reglamento está basado en los códigos estadounidenses ACI -95 y la UBC -94”, apuntó Sifaffy.

Martín Mayorquín, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (Cich) capítulo noroccidental, aseguró que alrededor del 90% de las edificaciones nuevas, sobre todo en San Pedro Sula y Tegucigalpa, han adoptado este tipo de medidas.

En el caso de las viviendas, solo el 20 por ciento han seguido el requerimientos, en su mayoría en casas de dos plantas.