El cambio climático pone en riesgo oferta global de café

Fenómenos que afecten a los principales países productores del aromático, entre ellos Honduras, impactarán directamente en el abastecimiento mundial.

Honduras es el quinto país productor de café en el mundo. El clima y plagas como <br/>la roya han afectado la producción del grano. Miles de familias dependen de este cultivo.
Honduras es el quinto país productor de café en el mundo. El clima y plagas como
la roya han afectado la producción del grano. Miles de familias dependen de este cultivo.

Medellín, Colombia.

El cambio climático pone en riesgo la producción de café, que en los últimos años ha sido superada por la demanda, dijeron en Colombia expertos y autoridades, que advirtieron que ningún país está preparado para enfrentar ese problema.

“Todo el mundo va a verse afectado. El café es muy sensible a variaciones pequeñas de temperatura. A medida que sube todos son afectados”, dijo el brasileño José Sette, director ejecutivo de la Organización Internacional de Café (OIC), que reúne a 43 países exportadores y siete importadores del grano.

Puntos claves sobre el café
1. Principales retos para los caficultores
El cambio climático, la sostenibilidad económica y el desarrollo rural y social fueron identificados como los principales desafíos de la caficultura, el primer foro mundial de productores del grano.
2. El café mejora la salud y alarga la vida
Beber café podría ayudar a vivir más tiempo, según dos extensos estudios internacionales difundidos el lunes. Los que beben una taza de café al día tienen probabilidades de vivir más.
3. Lo que dice uno de los estudios sobre el café
Que los bebedores de café tienen un menor riesgo de muerte por enfermedades del corazón, cáncer, derrame cerebral, diabetes y enfermedades respiratorias y renales.

La cantidad de tierra para el cultivo de café puede reducirse a la mitad en 2050 por el aumento de la temperatura, que, además, impulsa el crecimiento de plagas y enfermedades en la planta, según un informe de 2016 del Instituto de Climatología de Australia.

La OIC advierte que la relación entre producción y consumo cumple dos años de desequilibrio.

En el período cafetero de octubre 2015 a septiembre 2016 se consumieron 151.3 millones de sacos de 60 kilos de café, para un déficit de 3.3 millones de sacos suplido con la sobreproducción de años anteriores. Desde el 2012 el consumo del grano tiene un crecimiento anual promedio de 1.3%, añadió.

“Más virulentos”

Los choques climáticos son mucho más virulentos de lo que normalmente son”, advirtió Vélez en el marco del primer Foro Mundial de Países Productores de Café que cierra este miércoles en la ciudad colombiana de Medellín.

Puso como ejemplo la helada presentada en 1975 en Brasil, principal productor y exportador del grano, que se llevó la mitad de la cosecha. Si un escenario de esa magnitud vuelve a ocurrir, “¿de dónde sacamos 25 millones de sacos?”, se preguntó. Brasil cosechó 51.4 millones de sacos en 2016, aunque advirtió una baja para 2017 de 11.3% por el ciclo bienal negativo de la variedad arábica.

Además, Vélez alertó sobre la creciente concentración de la cosecha en los principales productores (Brasil, Vietnam, Colombia, Indonesia y Honduras), por lo que un fenómeno climático en estas naciones afectaría directamente la oferta. “Este año simplemente no va a haber (producción de café) en algunas partes” de Colombia, aseguró Vélez, quien explicó que el país sudamericano tuvo que reducir a menos de 14 millones de sacos la producción proyectada para 2017 por las lluvias a finales de 2016.

La Prensa