Más de 160 hombres se someten a la vasectomía en la capital al año

Proceso, que se hace sin bisturí en el centro de salud Alonzo Suazo, puede ser revertido en los primeros cinco años.

Antes de la cirugía, el personal de Salud ofrece consejerías a los varones.
Antes de la cirugía, el personal de Salud ofrece consejerías a los varones.

Tegucigalpa, Honduras

De 10 a 12 hombres al mes llegan a la clínica de planificación familiar del centro de salud Alonzo Suazo de la capital con el objetivo de someterse al proceso de la vasectomía, informó Roxana Bove, médica a cargo de esta unidad quirúrgica.

La vasectomía es un método de planificación familiar que se practica en el país desde 2003; pero en los últimos años las autoridades de Salud impulsaron el programa en el Alonso Suazo y son al menos 12 hombres los que llegan al quirófano todos los meses.

“La vasectomía es sin bisturí, introducimos unas pequeñas pinzas para cortar los conductos por donde viajan los espermatozoides. El dolor es mínimo, se aplica anestesia y los cortes son diminutos”, explicó Bove.

De julio de 2016 a la fecha se operaron en esta clínica 168 caballeros, de los cuales su mayoría tienen un índice de escolaridad alto y sus ocupaciones son en el área urbana.

La profesional de la Salud explicó que la cirugía dura de 15 a 20 minutos y que la mayor demanda de la vasectomía se debe a que los hombres están más informados.

LA PRENSA consultó a grupos de varones dentro del Alonso Suazo y en otros puntos de la capital para saber qué tan informados estaban sobre este tipo de planificación familiar y si estarían dispuestos a someterse.

La gran mayoría evidenció tener conocimiento de que la vasectomía estaba relacionada con la vida sexual, pero dijeron que no estaban lo suficiente informados.

Karen Rodríguez, madre de dos hijos, que acudió a la clínica de planificación familiar del Alonso Suazo, por información, dijo que algunos hombres que se hacen la vasectomía los mueven razones como la “promiscuidad y la irresponsabilidad hacia sus engendros”.

Dennis Chirinos, urólogo del Hospital Escuela, comentó que en ese centro asistencial no se practican rutinariamente las vasectomías, pero que él en particular lo hace a algunos pacientes.

Aclaró que a los hombres que se someten a este tipo de método no sufren problemas en su capacidad sexual, pues esto no altera la erección ni la eyaculación.

“Esto no genera ningún problema a los hombres, ellos siempre producen semen pero sin espermatozoides, y por eso no pueden embarazar. Yo atiendo a uno o dos pacientes a la semana”, agregó.

El especialista indicó que la operación se puede revertir en los primeros cinco años con una vasovasostomía.

La Prensa