Más noticias

EUA califica de “milagro” descenso de la violencia

John Kelly advirtió a inmigrantes que eviten viajar a EUA, pues ya pasó el tiempo que las fronteras no estaban vigiladas.

El liderazgo del presidente Hernández fue destacado por Estados Unidos en la cumbre que concluyó ayer en las instalaciones del Comando Sur y en la que participaron los mandatarios del Triángulo, así como funcionarios de EUA y México .
El liderazgo del presidente Hernández fue destacado por Estados Unidos en la cumbre que concluyó ayer en las instalaciones del Comando Sur y en la que participaron los mandatarios del Triángulo, así como funcionarios de EUA y México .

Miami, Estados Unidos.

Estados Unidos calificó ayer de “milagro” la reducción de la violencia en Honduras, Guatemala y El Salvador, pero advirtió que el reto ahora es apuntalar el desarrollo económico y aumentar las oportunidades para sus ciudadanos a efecto que la criminalidad siga con esa tendencia hacia la baja.

En el segundo día de las plenarias de la Cumbre para la Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, los presidentes del Triángulo Norte y las máximas autoridades del Departamento de Seguridad Nacional de EUA centraron sus discusiones en el combate al crimen organizado transnacional, el narcotráfico y otras amenazas a la seguridad de sus países.

Por la naturaleza y lo delicado del tema, las discusiones se trasladaron de la Universidad Internacional de La Florida (FIU), donde se desarrolló la primera jornada del jueves, al fortificado edificio del Comando Sur de los Estados Unidos.

El acceso a las plenarias se vedó a los medios de comunicación que dan cobertura a la conferencia. De hecho los periodistas solo pudieron realizar los vídeos y fotografías oficiales al momento de la instalación y luego fueron confinados a un espacio muy restringido dentro de las mismas instalaciones del Comando Sur.

dr cumbre1 (3)(1024x768)
750 Millones de dólares es el monto de la ayuda que EUA aprobó al Triángulo Norte como parte del Plan de la Alianza para la Prosperidad.

El presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, su homólogo de Guatemala Jimmy Morales y el salvadoreño Óscar Ortiz, participaron en una mesa redonda con el secretario de Seguridad Nacional John Kelly y el ministro del Interior de México, Miguel Osorio Chong.

Por Honduras participaron el presidente del Poder Judicial Rolando Argueta, el fiscal general Óscar Fernando Chinchilla, el titular de Seguridad Julián Pacheco, el secretario de Defensa Fredy Díaz Zelaya y el director nacional de Inteligencia Carlos Roberto Aldana, entre otros.

Fronteras más seguras

En su introducción al evento, el exjefe del Comando Sur y actual Secretario de Seguridad de EUA, esbozó las principales amenazas criminales que agobian a los países del Triángulo Norte de Centroamérica y que motivan la masiva inmigración de ciudadanos de estos países a su territorio.

En ese contexto, Kelly dijo que la prosperidad y la seguridad van de la mano, la una no puede sobrevivir sin la otra.

Recordó que algunos se han preguntado por qué el Departamento de Seguridad Nacional y la Administración de Estados Unidos y el Gobierno de México están interesados en la seguridad en esta región del mundo, es decir, en América Central.

dr cumbre1 (4)(1024x768)

Y su respuesta fue: “nosotros tenemos mucho que ver con esta región, no es solo de seguridad, se trata de narcotráfico, tráfico de humanos, migración masiva, asuntos ambientales, organizaciones transnacionales criminales y en ese sentido detener el contrabando, el comercio ilegal y facilitar los viajes legales y el comercio legal”.

Recordó que asumió hace cinco meses como Secretario de Seguridad Nacional, pero en sus cinco años como comandante del Comando Sur pudo ver de primera mano lo que la violencia le está causando a nuestros vecinos al sur.

Reconoció que muchos de los problemas que se enfrentan en esta región hoy en día están directamente relacionados con la demanda por drogas que existe en Estados Unidos.

En ese sentido, ejemplificó que en su país el año pasado se estableció una marca por el mayor número de víctimas por sobredosis de drogas, que es la primera causa de muertes para los jóvenes de menos de 50 años.

Más de 60,000 personas murieron por sobredosis el año pasado, que es una cifra mucho mayor que todas las vidas que se perdieron en la guerra de Vietnam y en la guerra de Corea.

Esta demanda de droga a su vez canaliza millones de dólares a los carteles y a las organizaciones transnacionales criminales y a su vez estas últimas actúan con una violencia descontrolada, desenfrenada a través de sus fronteras.

Dijo que eso provoca que niños y jóvenes que viajan ilegalmente a EUA caigan en las redes del narcotráfico y la prostitución.

dr cumbre1 (2)(1024x768)

No viajen

Agregó que el mensaje que tiene que salir de esta conferencia es que por favor no inicien ese viaje peligroso, porque ya pasó el tiempo en que las fronteras de Estados Unidos no estaban vigiladas.

El otro mensaje es ofrecerles a todos esos pueblos la opción de permanecer en sus países y que se les creen oportunidades.

“No cometan ningún error Estados Unidos es un país amistoso hacia los inmigrantes, 1.1 millones de personas maravillosas entran a nuestro país todos los años y comienzan su proceso de nacionalizarse legalmente”.

Un milagro

En el tema de seguridad, Kelly tuvo palabras de elogió hacia Honduras, El Salvador y Guatemala, ya que lograron reducir sus tasas de criminalidad entre 30 y 40 puntos y puso de contexto lo ocurrido en Colombia hace 20 años.

“Yo debo decir cuando reviso las cifras de violencia los otros tres milagros que han sucedido en esta región son Honduras, El Salvador y Guatemala. Hace cinco años eran los países más peligrosos en planeta, con los mayores índices de homicidios en el mundo.

Pero los esfuerzos que han hecho en el área de seguridad, corrupción y economía han logrado reducir, en algunos caso, los niveles de violencia en 40%”, elogió Kelly.

Kelly confió que al cabo de esta conferencia que el desarrollo económico y las oportunidades aumenten y que en esa misma medida la violencia se reduzca, “ya hemos observado esos tres milagros convertirse en realidad”.

Por su parte, el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, co-anfitrión de la conferencia habló de los retos “complejos” que enfrenta América Central y América del Norte por la violencia y dijo que son más las cosas que nos unen que los que dividen a los países de la región.

“Hay que actuar con un sentido de urgencia ‘para terminar con un fenómeno ‘histórico’ que impacta negativamente en nuestros países e implicar riesgos para la prosperidad.”

Dijo que luego de esta cumbre, México y EUA se han comprometido a acompañar y fortalecer a las instituciones de los países de Centroamérica.

Por su parte, el ministro de Seguridad de Honduras, Julián Pacheco, calificó de relevante este acercamiento con las autoridades de EUA para abordar el tema de la seguridad que ya estaba en la agenda de la administración anterior, pero que después de esta cumbre va a dar las pautas de lo que será el Plan de la Alianza para la Prosperidad.

“Esperamos que de aquí salgan conclusiones concretas sobre cuáles son los siguientes pasos para los proyectos que se van a desarrollar, aunque Honduras ya está avanzado en de seguridad y en el tema económico, apuntó.