Atención en centros de salud crece más del 50% este año

Están remodelando los centros Miguel Paz Barahona, Armenta, San José del Boquerón y Chamelecón.

De enero a la fecha los centros han brindado más de 66,000 consultas.
De enero a la fecha los centros han brindado más de 66,000 consultas.

San Pedro Sula, Honduras.

La Región Metropolitana de Salud está invirtiendo L5 millones en la remodelación de cuatro centros de salud incluido el Miguel Paz Barahona.

En el Miguel Paz Barahona, el segundo centro de salud más grande del país, han invertido L2 millones, que incluyen no solo la remodelación sino la adquisición de equipos médicos. Con dichos fondos colocaron sillas, ventiladores y televisores en las salas de espera; así como también se adquirió equipo para realizar electrocardiogramas y ultrasonidos a embarazadas. También se remodeló la sala de odontología y colocaron cámaras de seguridad.

Juan Ramón Medina, director de la unidad de salud, dijo que se cambió el sistema eléctrico de las instalaciones y se climatizaron las clínicas.

“Estamos mejorando otras áreas. Tendremos una en donde se van a practicar ultrasonidos y electrocardiogramas que ya están funcionando, pero vamos a tener un espacio mucho mejor”, aseguró Medina.

El Miguel Paz Barahona está atendiendo a diario 800 pacientes, antes de la descentralización de la salud, recibía entre 300 y 400.

La doctora Lorena Martínez, directora de la Región Metropolitana de Salud, explicó que tras la descentralización de los servicios de salud los centros de salud de San Pedro Sula pasaron de atender 700 personas a 1,052 diarias. Las atenciones crecieron más del 50 por ciento. De enero a la fecha han brindado 66,108 consultas.

Mejoras.

Uno de los centros de salud que se encontraba deteriorado es el de Armenta. Al inmueble se le está colocando cerámica en el piso, construyendo el cerco, pintando la fachada y reparando el cielo falso. El monto de la inversión es de 700,000 lempiras.

José Hernández, enfermero auxiliar, comentó que a diario atienden 40 pacientes entre adultos y niños.

Dijo que para la atención de los enfermos hay un médico en servicio social. “Se atienden mujeres embarazadas, niños con síndrome diarreico agudo y enfermedades respiratorias, vacunas, curaciones, inyecciones, planificación familiar y se practican las pruebas rápidas de VIH y de tuberculosis”, detalló Hernández.

Otra de las unidades de salud que urgían de reparación es la de San José del Boquerón, inmueble que tenía fisuras en las paredes. Fue remodelada la sala de odontología y se construyó una área de espera, ya que los pacientes estaban a la intemperie.

Ana Silva, doctora del centro de salud, dijo que a diario atienden 30 personas.

“Los niños son atendidos por cuadros de diarrea, y los adultos por enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión”, dijo.

Erasmo Perdomo, administrador de la Región Metropolitana, informó que otro de los centros de salud que está siendo reparado es el de Chamelecón, a un costo de 1.5 millones de lempiras.

La Prensa