Más noticias

Avión cazahuracanes de EUA causa admiración en base aérea

La nave del Centro Nacional de Huracanes llegó a territorio hondureño después de 19 años. La tripulación mostró el interior del aparato.

El imponente avión pesa 69,750 kilos y mantiene una velocidad cercana a los 500 kilómetros por hora.

San Pedro Sula, Honduras.

Asombrados, así reaccionaron más de 300 escolares de diferentes centros educativos al ver el avión cazahuracanes de la Reserva de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos que ayer tocó suelo hondureño después de su última vez en 1998.

Pasadas las 10:00 am de ayer llegó el avión WC-13OJ de 29.3 de metros de largo y 11.9 metros de alto a la Base Aérea Armando Escalón, localizada en el municipio de La Lima.

La tripulación fue encabezada por los doctores Richard Knabb, director del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de la Administración Nacional de la Atmósfera y Océanos de los Estados Unidos (Noaa) y Lixion Avila, especialista en huracanes del Centro Nacional de Huracanes.

“Tenemos dos cosas comunes. Ambos vivimos en lugares muy bellos, pero los dos somos afectados por huracanes y hay que estar preparados”, dijo Knabb, director del CNH a las autoridades, medios de comunicación e invitados especiales presentes.

kb-avion4-260417(1024x768)
Los escolares que llegaron reaccionaron muy sorprendidos y contentos.

Knabb enfatizó en que no hay que esperar la llegada de huracanes para estar preparados. “Cuando venga un huracán por el Caribe o en la zona que nos afecta nosotros los pronosticadores del Centro estaremos hablando con sus pronosticadores de aquí de Honduras y ustedes sabrán qué hacer en el caso que un huracán los afecte”, señaló el director.

A la gira que realiza cada año el Centro Nacional de Huracanes por los países del Norte, Centroamérica y el Caribe también acompañan reservistas de la Fuerza Aérea del Escuadrón de Reconocimiento número 53 al 403, de la base de la Fuerza Aérea de Keesler, Mississippi.

El desempeño del avión es volar sobre el huracán y “entrar en su ojo”, es decir al centro del ciclón, donde obtiene información importante del sistema por medio de sensores especiales.

En ese momento el equipo le permite a la tripulación medir la temperatura, la presión atmosférica, la velocidad, dirección de las nubes y el viento, su posición, entre otros.

kb-avion3-260417(1024x768)
Cuenta con equipo tecnológico muy eficiente en su interior.

Robert Ramos, encargado del equipo de meteorología del CNH, declaró que vuelan a diez mil pies de altura y recolectan la información obtenida por medio del equipo tecnológico equipado en el avión. Esta información es enviada al Centro Nacional cada diez minutos. “Con eso se hacen las proyecciones si el huracán se pondrá más fuerte y a qué dirección avanza”, explicó Ramos.

Lisandro Rosales, comisionado nacional de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), dijo que la visita de una de las diez aeronaves del CNH ofreció la oportunidad a los hondureños de conocer más a fondo sobre los huracanes y la labor que realiza el centro.

“Estos instrumentos nos ayudan a nosotros a tomar decisiones con suficiente antelación con el fin de salvar vidas”, señaló Rosales.

Agregó que en 1998 justo antes del huracán Mitch fue la última vez que una aeronave del CNH estuvo en territorio hondureño.

Detalló que el equipo estadunidense tenía programada su visita el año pasado a Tegucigalpa, pero debido a las condiciones del clima no se logró en ese momento.

kb-avion2-260417(1024x768)
El avión puede permanecer en el aire durante 14 horas con sus tanques llenos.