"Ningún criminal pondrá en tela de juicio mis valores": Pacheco

El ministro Julián Pacheco dijo que seguirá en el cargo hasta que Dios y el presidente lo decidan.

Julián Pacheco, ministro de Seguridad, negó los señalamientos hechos por Los Cachiros.
Julián Pacheco, ministro de Seguridad, negó los señalamientos hechos por Los Cachiros. /

Tegucigalpa, Honduras.

"Estoy a la disposición hoy y siempre para que se me investigue en este y cualquier señalamiento infundado, mal intencionado y promovido por un delincuente confeso. Ningún criminal dentro y fuera de las fronteras ponga en tela de juicio mis valores y mis principios y por ende mi conducta como funcionario público y como honrado ciudadano", así reaccionó el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, ante los señalamiento con Los Cachiros.

Pacheco rechazó las acusaciones de colaboración con el narcotráfico hechas el lunes por un capo hondureño en una corte de Nueva York. "Es falso todo lo que se ha dicho de mi persona".

Un exjefe del cartel hondureño Los Cachiros que confesó haber matado a 78 personas, Devis Rivera, dijo ante la justicia estadounidense que el expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) y el actual ministro de Seguridad colaboraron activamente con el narcotráfico.

"Eso afecta no solo mi honorabilidad, sino la de mi familia y de nuestra querida Honduras. Espero se castigue a quienes buscan particulares a través de injuriosos y falsos testimonios".

"Seguiré actuando de manera integra, honesta y profesional hasta que Dios y el señor presidente de la República lo estimen conveniente. Al pueblo hondureño le expreso que soy un ciudadano honrado, comprometido con la ley y la justicia por el bien de mi amada patria".

El funcionario dijo que tras 35 años "en mi trabajo he demostrado integridad en mis funciones".

Las acusaciones

Rivera dijo a la jueza Lorna Schofield que a pedido de Fabio Lobo, el general Pacheco -que fue asesor de seguridad del gobierno Lobo- ayudaba a otorgar protección a los integrantes del cartel y a la cocaína que llegaba por avión desde Colombia a Honduras, y era transportada luego hacia Guatemala. La droga se dirigía luego a México y finalmente a Estados Unidos.

También dijo que Fabio Lobo le reclamó en una oportunidad más dinero para pagar sobornos al general Pacheco.

Por su ayuda al proveer seguridad a Los Cachiros en una oportunidad en 2013, cuando recibieron un cargamento de entre 1,000 y 1,050 kilos de cocaína, Devis Rivera dijo que pagó a Fabio Lobo 50,000 dólares.