AI conoce avances en investigación del asesinato de Berta Cáceres

La ambientalista Berta Cáceres fue asesinada el 3 de marzo de 2016.

/

Tegucigalpa, Honduras

Altos ejecutivos de Amnistía Internacional (AI) se reunieron hoy en Tegucigalpa con autoridades de Honduras para conocer los avances en la investigación sobre el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres en marzo de 2016.

La directora de AI para las Américas, Erika Guevara-Rosas, trató en una reunión con el director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) de Honduras, Ricardo Castro, "los avances" en la investigación que realizan las autoridades hondureñas para aclarar el crimen de Cáceres, afirmó a Efe el portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora.

AI denunció este lunes en México una "vergonzosa" investigación y "lagunas judiciales" en torno al asesinato de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, lo que da un mensaje "aterrador" a cientos de activistas.

"La vergonzosa ausencia de una investigación efectiva para hallar a quienes ordenaron el brutal homicidio de la activista medioambiental hondureña Berta Cáceres envía un aterrador mensaje a los cientos de personas que se atreven a manifestarse contra los poderosos", detalló AI en un comunicado.

Con motivo del primer aniversario de la muerte de la activista, el 3 de marzo del 2016, Guevara-Rosas dijo en México que "el trágico asesinato de Berta demuestra el deplorable estado de los derechos humanos en Honduras".

RS180265_57142820120920.1(800x600)
Berta fue asesinada el 3 de marzo del 2016.

En la reunión de hoy también estuvieron presentes fiscales de Delitos contra la Vida de Honduras, quienes junto a Castro informaron a la directora de AI sobre los resultados de la investigación, añadió, sin precisar más detalles de la agenda.

Pese a contar con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para protegerla de las amenazas constantes que recibía, la activista medioambiental Berta Cáceres fue asesinada a tiros en su casa, en la ciudad hondureña de La Esperanza, el 3 de marzo de 2016.

Cáceres, de la etnia lenca, era coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) y por su crimen hay ocho personas detenidas.

El portavoz del Ministerio Público hondureño indicó que AI entregó a las autoridades del país centroamericano 80,000 firmas que ha recogido para pedir justicia para Berta Cáceres, quien se oponía a un proyecto hidroeléctrico en el occidente del país, alegando que causaba daños al ambiente.

El proyecto, con capacidad para generar 21 megavatios, que estaba siendo financiado por un banco holandés y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), está paralizado tras el asesinato de Cáceres, mientras que pobladores de unas diez comunidades favorecidas exigen que se reanude. EFE

La Prensa