Se eliminó de la nueva ley del Seguro Social la figura del copago

German Leitzelar confirmó que redes de clínicas y farmacias privadas dispensarán medicamentos. Obreros aplauden nivel de consenso alcanzado en el CES.

Se supervisará el valor de medicinas dispensadas.
Se supervisará el valor de medicinas dispensadas.

Tegucigalpa, Honduras.

Uno de los logros del sector obrero en el proceso de socialización de la nueva ley del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) es que se consiguió eliminar la figura del copago para los servicios de atención que presten las redes privadas de salud, resaltó Héctor Escoto, fiscal de la Confederación Unitaria de Trabajadores (Cuth) y miembro del Consejo Económico Social (CES).

El copago es un porcentaje adicional de dinero que se debe pagar en algunas pólizas cada vez que se utiliza un servicio médico privado y que se suma a la prima que se abona por la póliza de Salud.

Los trabajadores estaban en contra de esta disposición porque significaba un pago adicional para los asegurados del IHSS que acudieran a las clínicas privadas; sin embargo, como resultado de los acuerdos esta figura se eliminó del proyecto enviado al Congreso Nacional.

1,773.9
Millones de hondureños
Tiene el IHSS registrados como beneficiarios directos e indirectos; o sea, entre cotizantes activos y familiares de estos que gozan de cobertura.



“No puede haber un copago en esta ley porque las redes privadas pueden aprovecharse para no atender a los asegurados que no garanticen el desembolso de ese porcentaje”, dijo.

Por otro lado, el dirigente obrero señaló que se aleja el temor de una privatización del IHSS, ya que los servicios que presten las redes privadas de atención de salud serán complementarios y no sustitutivos a los servicios que presta el Seguro Social.

“Las redes van a subcontratar a clínicas que presten servicios de salud y el Seguro Social hará un contrato con las redes en su conjunto para no hacerlo con cada uno de los hospitales privados, y va a ser en forma complementaria; es decir, que cuando el IHSS no tenga servicios en un lugar entonces puede ser complementado por la empresa privada”, acotó.

Enfatizó que bajo el nuevo esquema de salud lo privado no será sustituto de lo público, lo que deja más tranquila a la clase trabajadora.

Asimismo, Escoto ratificó que una vez que la ley entre en vigencia ninguna clínica privada que pertenezca a la red de prestación de servicios de salud en cualquier parte del país podrá rechazar a un paciente, pues está en la obligación de atenderlo cualquiera que sea el caso y entregarle sus medicinas.

721,443
Personas
Son beneficiarias del actual régimen de invalidez, vejez y muerte del IHSS, de los que 33,208 asegurados son jubilados y pensionados.

Finalmente, el líder sindical destacó que la ley incluye avances importantes no solo en salud, sino también en otros aspectos de previsión social; además, se logró eliminar algunos artículos que eran lesivos a los asegurados.

Medicamentos

German Leitzelar, miembro de la junta interventora del IHSS, dijo que en la ley se mantiene el principio de universalización de la atención en salud en el marco de un proceso de gradualidad.

“La ley tiende a fortalecer por todos los medios la red pública de servicios de salud, de tal manera que se vuelva efectiva y competitiva, en el entendido de que sea eficiente y sostenible para dar los mejores servicios a la población incorporando al sistema privado”, informó. Con respecto a la dispensación de medicamentos, explicó que el IHSS estará en la obligación de mantener un adecuado suministro de fármacos en sus bodegas, pero también las farmacias y redes privadas suministrarán las que no tenga el Seguro.

Aclaró que habrá una entidad supervisora que regulará que los precios sean los establecidos en el mercado.

La Prensa