Más noticias

Maccih reconoce voluntad de Honduras para luchar contra la corrupción

Informe destaca la colaboración y acompañamiento del fiscal Óscar Chinchilla.

El vocero de la Maccih, Juan Jiménez Mayor, destacó la apertura en Honduras para la lucha contra la corrupción.
El vocero de la Maccih, Juan Jiménez Mayor, destacó la apertura en Honduras para la lucha contra la corrupción.

Estados Unidos.

La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) presenta este jueves el primer informe semestral ante el consejo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El vocero de la Maccih, Juan Jiménez Mayor, lee el informe en el que destaca que el mayor logro hasta ahora es que Honduras haya abierto las puertas a la Maccih.

"Honduras ha dado un paso fundamental en la lucha contra la corrupción. Se trabaja acompañando activamente el país en las reformas necesarias para el combate de la corrupción y fortalecer las instituciones".

Menciona que están apoyando las investigaciones por el desfalco del Instituto Hondureño de Seguridad Social y otros casos de corrupción junto al Ministerio Público y destacan la apertura del fiscal Óscar Chinchilla.

"Los representantes del Ministerio Público han brindado en esta etapa apoyo para el ejercicio de la
labor de la Misión. El Fiscal General, Óscar Chinchilla, ha prestado soporte emitiendo instrucciones
para la colaboración de las diversas fiscalías con las que viene trabajando la Maccih".

Jimenez Mayor dijo que la Maccih seleccionan los casos a acompañar identificando redes de corrupción. Menciona que otro de los logros es la ley de financiamiento de los partidos políticos.

Menciona que otro de los logros es la ley de financiamiento de los partidos políticos que podría llevar a la cancelación de un político si usó fondos ilícitos. "Es una ley de avanzada en las Américas de esta materia".

Destaca la aprobación de la Jurisdicción Nacional Anticorrupción que está en contrucción y que operará en San Pedro Sula y Tegucigalpa cuyos jueces deben ser intachables y no pertenecer a ningún bufete o que tengan antecedentes cuestionables, apunta Jiménez.

"Desde 2017 nuevos casos corrupción serán investigados y juzgados por órganos especializados, independientes con operadores competentes. Creemos que con estas reformas la historia será diferente. Reconocemos voluntad de Honduras en generar cambios institucionales que deben producir impacto a futuro", dijo el vocero.

La Maccih propone mejorar la calidad de los servicios prestados por el sistema de justicia de Honduras en la prevención y lucha contra la corrupción y la impunidad en el país, a través de la colaboración activa, asesoramiento, supervisión y certificación de las instituciones del Estado encargadas de prevenir, investigar y sancionar actos de corrupción.

La misión establecerá un grupo de jueces, fiscales y expertos internacionales de renombre y alto reconocimiento internacional para acompañar, asesorar, supervisar y evaluar a las entidades del sistema de justicia hondureño.

La semana pasada ya se presentó al fiscal internacional, Manuel Garrido internacional de la unidad de investigación anticorrupción y en enero se esperan equipos de investigadores para acompañar el trabajo de las autoridades hondureñas.

Arturo Corrales, enlace de Honduras con la Maccih, dijo que como gobierno garantizan a la Maccih el acceso a la información, a las instituciones y a los procesos así como el acompañamiento para el cumplimiento de los objetivos.

"El informe que ha leído el embajador Juan Jiménez indica que esto se está cumpliendo, igualmente indica que vamos por la ruta correcta; se ha hecho mucho pero no lo suficiente. Hay ejemplo de tareas bien cumplidas pero hay que reconocer que en la sed de justicia se dice que hay que acelerar el paso", dijo Corrales.

LEA: El informe completo de la Maccih en la OEA