Policía Nacional absorbió más de L1,000 millones del “Tasón”

A pesar de estar seriamente cuestionada, la Policía recibió entre 2015 y 2016 más de L 2,026 millones. Sociedad civil deplora falta de transparencia y rendición de cuentas de esos fondos.

De todas las instituciones de seguridad y justicia, la Policía Nacional es la que mayor fondos ha recibido en los últimos dos años: más de dos mil millones de lempiras.
De todas las instituciones de seguridad y justicia, la Policía Nacional es la que mayor fondos ha recibido en los últimos dos años: más de dos mil millones de lempiras.

Tegucigalpa, Honduras.

La Tasa de Seguridad Poblacional cerrará este año con una recaudación superior a los 2,200 millones de lempiras, pero con una deuda con los bancos de alrededor de 1,700 millones.

Hasta septiembre de este año, la recaudación alcanzó los 1,619.86 millones de lempiras y se espera que en el nuevo informe que se publicará en la página oficial esta semana esa cifra alcance los 1,800 millones.

En contraste, la deuda que el organismo tiene con el sistema financiero asciende a 2,959,7 millones de lempiras, de los cuales 1,707.6 millones ya fueron amortizados, quedando un saldo de 1,772.3 millones pendientes de pago.

Debido a las reservas que hay sobre el manejo de estos fondos no fue posible conocer en detalle las inversiones y proyectos en los cuales se ha destinado la mayoría de los recursos recaudados.

El Comité Técnico del Fideicomiso de la Tasa de Seguridad únicamente publica los montos globales y las dependencias a las cuales son asignados dichos dineros que la población hondureña aporta anualmente a través de sus transacciones financieras, cargos a las tarjetas de crédito, comidas rápidas y telefonía celular.

El último informe precisa que la Policía, las Fuerzas Armadas y la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) se repartieron con la cuchara grande la mayoría de estos dineros al recibir 1,500 millones entre las tres.

Los restantes 150 millones se repartieron entre el Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia, las municipalidades y en programas de prevención y construcción de nuevas instalaciones deportivas. Sin embargo, la Policía Nacional aparece como la mayor receptora de fondos con cerca de mil millones a la fecha, le siguen la DNII con 280.47 y las FF AA con 278.7 millones.

En los últimos dos años, 2015 y 2016, la Policía hondureña recibió más de 2,000 millones de lempiras a pesar de estar seriamente cuestionada por la vinculación de cientos de oficiales y agentes en actividad de narcotráfico y crimen organizado.

Inversiones

Juan Ramón Molina, representante de la empresa privada ante el Comité Técnico del Fideicomiso, arguyó que hubo una mayor inversión en materia policial porque “fue el inicio de una Policía nueva, moderna y con todas las herramientas disponibles para dar un servicio ejemplar a la ciudadanía”.

Puso como ejemplo que se dotó a este cuerpo armado de nueva tecnología, patrullas y laboratorios criminalísticos. Además, se adquirieron las cámaras de seguridad para el Valle de Sula, se creó el sistema de atención 911 y se fortaleció la Dirección Policial de Investigación (DPI).

Matizó que en 2014 y 2015 se hizo una importante inversión en las Fuerzas Armadas al crear la Policía Militar y la compra de radares para el escudo aéreo y marítimo.

Carlos Hernández, representante de Transparencia Internacional, lamentó que el manejo de esos fondos se está ejecutando de forma discrecional y hay procesos que requieren mayor transparencia, especialmente en el de compras que son catalogadas de emergencia.

Adicionalmente no hay mecanismos de participación ciudadana y todos sus procesos son catalogados de seguridad nacional, lo cual impide la veeduría y la rendición de cuentas.

La Prensa