El 80% de la flota de buses urbanos está en mal estado

Los transportistas dicen que las unidades no se cambian desde hace siete años por la inseguridad, la economía y el proyecto Metrosula. El IHTT comienza mañana el censo.

Un bus rapidito de la ruta 7 circula por la tercera avenida del barrio Guamilito de esta ciudad. Foto: Franklyn Muñoz.
Un bus rapidito de la ruta 7 circula por la tercera avenida del barrio Guamilito de esta ciudad. Foto: Franklyn Muñoz.

San Pedro Sula, Honduras.

La extorsión de las que son víctimas y un proyecto ambicioso que promete modernizar el transporte en la ciudad ha provocado que desde hace siete años los transportistas no hagan nuevas inversiones en la flota de buses y rapiditos.

En San Pedro Sula circulan 1,500 buses amarillos y microbuses del transporte público, de los cuales el 80% tiene algún desperfecto o ya cumplió su vida útil.

Nelson Fernández Toro, presidente de la Federación de Transporte de Servicios Especiales de Honduras (Fetraseh), informó que del total de la flota vetusta, unos 60 son buses amarillos, los cuales ya tienen que ser cambiados, porque no están en óptimas condiciones.

“De los buses pequeños o rapiditos el 80% ya están bastante maltratados o dañados”.

Con un buen cuidado, los buses grandes pueden durar 25 años y los microbuses 15 años.

Costos
Un bus rapidito cuesta 37 mil dólares aproximadamente y el mantenimiento mensual también es oneroso.

“Lo que vemos es que a los cinco años a los rapiditos ya hay que estarles metiendo dinero porque ya están dañados”, señaló.

Entre las rutas que tienen más unidades con graves daños se mencionan la 1, 2, 4 y 7.

Para Fernández tener un bus grande ya no es negocio, porque el bus pequeño es más rápido y puede dar más vueltas en menos tiempo. La diferencia de capacidad de pasajeros es de 54 y 22, en ese orden.

Desequilibrio

Las principales causas de que desde hace siete años, los empresarios del transporte no hayan cambiado o mejorado sus unidades, es que llevan a cuestas la cruz de la extorsión y el proyecto denominado Metrosula.

El sistema articulado de transporte conocido como BTR-Metro o Metrosula es un proyecto de carácter privado entre 983 socios de 46 empresas del transporte que estará formado por unidades nuevas y con tecnología de punta, sistema de cobro con tarjeta prepago inteligente y sistema de seguridad.

Además
1. Punto importante
Los transportistas sampedranos ya adquirieron los seguros de accidentes y daños a usuarios y terceros que establece la nueva Ley de Transporte Terrestre.
2. Datos
Entre San Pedro Sula y Tegucigalpa circulan legalmente más de 3,000 unidades, el número se ha reducido.

El líder de transportistas manifestó que están a la espera del apoyo de la alcaldía en este proyecto que ya lleva más de seis años de haberse gestado.

Sergio Ocotillo, transportista, dijo que el mal estado de algunas calles y el descontrol en que se conducen algunos motoristas, causan que cada tres meses tengan que cambiar los repuestos. Además, de los constantes choques que tienen muchos de ellos y a que ha bajado el número de pasajeros por la inseguridad.

Límites

El artículo 23 de la Ley de Transporte Terrestre indica que los autobuses de 61 o más pasajeros tendrán un máximo de 20 años de uso, los de 31 y hasta 60 pasajeros 15 años de uso, de 15 y hasta 30 pasajeros hasta 15 años. Todos con cinco años de repotenciación por un taller certificado.

Roberto Zacapa, comisionado presidente del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), declaró que los tiempos máximos de circulación de las unidades se planteó en la nueva ley con el fin de brindar seguridad a los usuarios y que estas también estén aptas para la nueva tecnología que se implementará para contrarrestar los hechos delictivos. “Es prácticamente un hecho que a partir de 2017 se tienen que empezar a renovar las flotas, porque es necesario para equiparlos de tecnología”.

Agregó que para echar andar el Programa de Renovación de Vehículos Automotores (Prorenova) que contempla la ley, el Gobierno tiene que dar algunos incentivos tributarios a los transportistas.

Reconoció que la mayor parte de las unidades a nivel nacional tienen que ser renovadas.

Zacapa dijo que mañana comienza el censo de unidades en San Pedro Sula y en diciembre las revisiones físicomecánicas para verificar en qué estado se encuentran los buses y rapiditos. Esta labor comenzó en Tegucigalpa a inicios de este mes y abarca buses urbanos, interurbanos, taxis y mototaxis. Hasta el momento se han censado 1,100 unidades.

La Prensa