Más noticias

Comerciantes sampedranos se abastecen de mercadería para Navidad

La aduana La Mesa registró un aumento del 7% en importación de productos en el mes de septiembre.

En la tercera avenida se concentra una gran parte del flujo comercial de San Pedro Sula. Foto: Melvin Cubas
En la tercera avenida se concentra una gran parte del flujo comercial de San Pedro Sula. Foto: Melvin Cubas

San Pedro Sula, Honduras.

Un crecimiento del 15% en la importación de mercadería para vender durante la temporada navideña se espera entre noviembre y diciembre en la aduana La Mesa.

El comercio junto con el sector servicio siguen siendo de los que más aportan a la economía del país, y Navidad es la temporada que más crece en ventas por el doble circulante de dinero.

Para prepararse con anticipación, los comerciantes comenzaron a hacer los pedidos de mercadería desde septiembre. Es por eso que durante este mes, la aduana La Mesa registró un aumento del 7% en comparación con el mismo periodo de 2015.

En relación con los datos proporcionados por la administración, el pasado mes la importación de productos vía aérea alcanzó los 808,018.44 kilos, 162,647.00 kilos llegaron vía marítima y 7.1 millones de kilos por tierra.

El informe también revela que de enero a septiembre se importó vía aérea 5.4 millones de kilos, por mar 1.3 millones kilos y 60.3 millones de kilos por tierra.

Según se precisó, en su mayoría los puntos de procedencia eran Guatemala, Houston, Miami y Panamá.

Importaciones

El producto traído del exterior para tiendas y comerciantes individuales es variado y va desde ropa y zapatos hasta electrodomésticos.

Óscar Bueso, encargado de tiendas Marilyn, manifestó que en septiembre hicieron los primeros pedidos de ropa para surtir el negocio, pero estas importaciones continuarán este mes y el siguiente, ya que indica que las modas son muy cambiantes y tienen que estar preparados con lo que exige el cliente.

“Estamos esperando en Dios un incremento de por lo menos un 50% en ventas”, acotó.

Bueso señaló que los atrasos por desaduanaje ya no tardan tanto tiempo como antes.

“Desde que pedimos la mercadería hasta que la entregan tardan de 45 a 60 días, el año pasado se atrasaba hasta 90 días”, puntualizó.

Por costos, calidad de costura y modas, muchos comerciantes prefieren traer ropa de Panamá.

Entre noviembre y diciembre los comerciantes esperan tener ganancias promedio de 80,000 a 100,000 lempiras.

Claudia Pineda, comerciante individual, declaró que una gran parte de los vendedores informales compran el producto traído de Panamá, Guatemala y otros países a los grandes almacenes y tiendas, sin embargo, los altos precios no les están permitiendo poder adquirir la cantidad de surtido que demandan por la época.

“El producto está muy caro, por eso no hemos podido comprar como otros años”, explicó.

Pedro Barquero, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), informó que los datos de importación son una muestra de estabilidad en el sector y agrega que el clima de inversión ha mejorado considerablemente este año en comparación con el año pasado.