Sin ningún aviso inicia cobro en casetas de peaje de San Manuel

La noticia tomó por sorpresa a conductores quienes reaccionaron molestos.

Por varias horas, los vehículos pudieron circular sin pagar, pero después se reanudó el cobro. Fotos: Cristina Santos
Por varias horas, los vehículos pudieron circular sin pagar, pero después se reanudó el cobro. Fotos: Cristina Santos

San Manuel, Cortés

Con sorpresa y molestia reaccionaron ayer los hondureños que transitaron por el bulevar que conecta a San Pedro Sula con El Progreso luego que de forma inesperada comenzara a funcionar el cobro en las casetas de peaje ubicadas en este municipio.

Desde muy temprano, las seis estaciones de cobro que fueron construidas a inicios del año en San Manuel empezaron a exigir el pago a los conductores. Lo mínimo que ahora están obligados a pagar quienes usen esa vía son 19 lempiras en el caso de carros de dos ejes.

A comienzos de la semana hubo protestas en los peajes y hasta actos vandálicos, pues muchos todavía se oponen a pagar ahora tres veces por transitar por la misma vía.

El comienzo del cobro durante el feriadón fue lo que más molestó a los conductores porque muchos viajaban a diversos parajes turísticos de la zona norte, ya que esa vía es paso obligado. Debido a la presión que impusieron personas que llegaron a protestar y conductores se que bajaron de sus autos para reclamar, por varias horas se paralizó el cobro. Sin embargo, por la tarde el consorcio Autopistas del Atlántico, empresa encargada de la recaudación reanudó labores.

A la zona también llegaron miembros de la Policía Nacional para evitar enfrentamientos.

dz-peaje (3)(800x600)
Entre 19 y 235 lempiras pagarán de ida y regreso los vehículos en el peaje de San Manuel. En el de San Pedro Sula solo se cobra peaje al salir de la ciudad.

Protesta

Un grupo de personas llegó al lugar a exigir que no se habilitara el pago del peaje. A esto los conductores y pasajeros de algunos buses, descontentos bajaron de los carros y se negaron a pagar el dinero para cruzar, lo que produjo grandes filas de carros en la carretera.

Aida Flores, residente de El Progreso, dijo que no van a permitir que “se siga obligando al pueblo a pagar algo que no deben pagar”.

La indignada mujer aseguró que seguirán en la lucha. Además calificó la acción como un golpe al bolsillo del pueblo hondureño. Los manifestantes hicieron llamados durante el día a los conductores que pasaban por el lugar a que no pagaran el peaje.

El pasado 7 de julio, un grupo de al menos 20 personas intentaron quemar las recién construidas instalaciones.

Ayer un grupo de manifestantes aseguraron que en el más mínimo descuido volverán a incendiarlas. Autoridades se mantienen alertas ante las amenazas.