Más noticias

Maestro del Año viaja en cayuco con sus alumnos

Hugo Armando Pinto recorre cinco kilómetros del río San Juan todos los días para llegar a la escuela Mañana recibe el premio

El maestro Hugo Armando Pinto cumple sus actividades en la escuela Francisco Vegas Pérez de la comunidad Boca Cerrada en el municipio de La Masica.
El maestro Hugo Armando Pinto cumple sus actividades en la escuela Francisco Vegas Pérez de la comunidad Boca Cerrada en el municipio de La Masica.

Tegucigalpa, Honduras

En 2016, el premio al Maestro del Año recayó en Hugo Armando Pinto, un hondureño de 31 años que se destaca por su dedicación y esfuerzo para enseñar a leer y escribir.

A diario, Pinto recorre cinco kilómetros a bordo de un cayuco en el río San Juan para llegar hasta la escuela Francisco Vegas Pérez en Boca Cerrada, en La Masica, Atlántida, y cumplir con su deber.

Cada 17 de septiembre se celebra el Día del Maestro en Honduras y se hace un reconocimiento a los que con esfuerzo y sacrificio hacen que su labor sea mucho más grande.

Han sido galardonados con este premio Jesús Hermelindo Vásquez López (2012 de Nahuaterique), Lidia Carolina Rodríguez Gutiérrez (2013, de Choluteca), Aurelio Martínez Sevilla (2014 de origen tolupán) y Ermelinda Salinas (2015, de origen tawaka en La Mosquitia). Desde 1987, el Congreso Nacional estableció crear el Premio Nacional Maestro del Año para ser otorgado anualmente a un docente distinguido como estímulo a su labor en bien de la niñez y la juventud. Luego de varios años en el olvido, el premio volvió a entregarse de forma consecutiva desde 2012.

tc maestro1(800x600)
Todos los días rema en un cayuco, en el que lleva a sus estudiantes. Labora en el centro escolar desde 2005.

Dificultades

Pinto es uno ejemplo, a bordo de su cayuco lleva también un grupo de alumnos hasta los salones de clases para que tengan la oportunidad de aprender.

El maestro proviene de la comunidad de El Loto, en San Juan Pueblo, Atlántida.

Indicó que pese a las dificultades que enfrenta, como el agua y los zancudos que hay en exceso en la comunidad, su voluntad es sacar adelante a los alumnos.

Pinto fue un fundador de las escuelas Proheco y actualmente está en condición de interino.

Otro de sus objetivos es obtener una plaza permanente en el sistema educativo para avanzar en su profesión.

El presidente Juan Orlando Hernández felicitó en su Twitter al maestro: “¡Muchas felicidades Hugo Pinto, Maestro del Año 2016! Que su esfuerzo sea ejemplo e inspiración para los hondureños”.

El docente recibirá la distinción el lunes en Casa Presidencial de parte del mandatario y autoridades de la Secretaría de Educación.