¿Desea permanecer delgado? No coma de noche, encuentra un estudio

Estados Unidos

Quizá pase todo el día apresurado con el trabajo y las actividades, y en la noche se prepare una gran y relajante cena. Pero una nueva investigación señala que mientras más tarde cene, más peso es probable que acumule.

Esa es la moraleja de un estudio de una semana de duración en que participaron 31 pacientes con sobrepeso y obesos, sobre todo mujeres.

"Evaluamos los horarios de las comidas y del sueño en pacientes con sobrepeso/obesidad al inicio de un ensayo para perder peso, antes de que los participantes comenzaran la intervención", comentó la autora principal, la doctora Adnin Zaman, endocrinóloga en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado.

Su equipo encontró que "comer más tarde en el día se asociaba con un índice de masa corporal (IMC) más alto y con una mayor cantidad de grasa corporal". El IMC es una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso.

En el estudio, los participantes estaban inscritos en un ensayo para perder peso que comparó unos límites diarios de calorías con comer en un horario restringido. En otras palabras, una vez el ensayo comenzó, podían comer solo durante ciertas horas del día.

Un 90 por ciento de los participantes eran mujeres. Su edad promedio era de 36 años.

Una semana antes del inicio del estudio, les proveyeron dispositivos electrónicos para monitorizar su actividad y su sueño. También les pidieron que tomaran fotos con un teléfono celular de todo lo que comían. La hora se incluyó en las fotos, con una aplicación llamada MealLogger.

Zaman y sus colaboradores no definieron cuáles horas equivaldrían a "comer tarde", y no registraron las calorías ni los valores nutricionales.

Su equipo sí notó que los participantes que comían más tarde en el día también se acostaban más tarde, aunque todos dormían, en promedio, siete horas por noche.

El consumo de comida de los participantes abarcó 11 horas al día, y típicamente la última comida era a alrededor de las 8 p.m. Los que comían más tarde tendían a tener un IMC y una grasa corporal mayores, encontró el estudio.

Aunque la mayoría de participantes eran mujeres, Zaman dijo que los hallazgos podrían "también aplicar a los hombres".

Pero, añadió, el estudio fue puramente observacional y se necesita más investigación para comprender por qué comer a una hora tardía podría conducir a la obesidad.

Su equipo ya está explorando si comer a una hora más temprana del día, cuando las personas tienden a estar más activas, podría ayudar a prevenir la obesidad.

"También se necesitan estudios futuros en que se apliquen esos métodos a personas con IMC normales, y se comparen con una población con sobrepeso/obesidad", planteó Zaman.

Lona Sandon es directora de programa en el Departamento de Nutrición Clínica del Centro Médico del Suroeste en la Universidad de Texas, en Dallas. Revisó un adelanto de los hallazgos, y no le resultaron sorprendentes.

Sandon tiene sus propias teorías sobre por qué comer a una hora tarde del día podría conducir al aumento de peso.

"Cuando ingiere una mayor parte de las calorías de la comida a una hora más temprana del día, quizá sea más probable que se usen para energía y menos probable que se almacenen como grasa debido a los niveles distintos de hormonas", señaló. También podría sentirse más satisfecho con menos calorías.

"Comer a una hora más tarde en el día, y más de noche, parece vincularse con la acumulación de más grasa corporal debido a las diferencias hormonales a esa hora del día", añadió Sandon.

¿Cuál es su consejo? Desayune y disfrute de un almuerzo sustancioso.

"Si no desayuna, tiene un almuerzo ligero y come a una hora tarde de la noche porque apenas ha comido todo el día, simplemente comer menos de noche no funcionará", advirtió Sandon. "Hacer que el almuerzo sea la comida más grande del día, y desayunar al menos algo, le ha funcionado a algunos de mis clientes para poder comer menos de noche o quedar satisfechos con una cena más ligera".

Los hallazgos se presentaron el sábado en una reunión de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society), en Nueva Orleáns. Las investigaciones presentadas en reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de los Estados Unidos ofrece más información sobre una alimentación saludable.

comentarios