El principal reto de estas aplicaciones es evitar que las personas las consideren un sustituto de su médico tratante.
El principal reto de estas aplicaciones es evitar que las personas las consideren un sustituto de su médico tratante.

Uso de “apps” de salud empodera a pacientes y mejora seguimiento

La tecnología y los dispositivos móviles han revolucionado el mundo de la salud y hoy pacientes y profesionales médicos han encontrado en las aplicaciones una opción para facilitar la comunicación y dar seguimiento a los tratamientos, dijo Monique Clau Braun.

“Es lo que llamamos MHealth o salud móvil, práctica de la medicina y la salud soportada por dispositivos móviles como smartphones, dispositivos de monitorización de pacientes, entre otros”, asegura la jefa de transformación de negocios de América Latina y Canadá, división de productos farmacéuticos de Novartis.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se estima que más de 97,000 apps de salud pueden descargarse hoy en día, de las cuales 30% son exclusivas para profesionales de la salud y pacientes.

“Estas facilitan el acceso a datos de salud del paciente, monitorización, diagnóstico por imagen o control de medicación, y sin duda juegan un papel importante en la transformación digital en salud”, señala Braun.

Estas aplicaciones, dijo, están principalmente enfocadas en pacientes que padecen psoriasis, insuficiencia cardiaca, discapacidad visual grave y migraña.