Investigadores buscan una pastilla antiviral que alivie la gravedad de la covid-19

Los científicos buscan una pastilla que pueda evitar que las personas acaben en el hospital a manera de prevención de la enfermedad

The New York Times.

Los esfuerzos de investigación sobre la covid-19 deben ahora orientarse hacia el desarrollo de una pastilla que pueda prevenir las enfermedades graves en los recién infectados, señalan los expertos.

"Necesitamos una pastilla que pueda evitar que las personas acaben en el hospital, y el momento de desarrollarla es ahora mismo", dijo en una conferencia de prensa de la Sociedad Americana de Sociedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America) el Dr. Rajesh Gandhi, director de Servicios Clínicos y Educación del VIH del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

PARA SABER
El remdesivir es el único antiviral que se ha mostrado que ayuda a los pacientes hospitalizados con covid, pero sus beneficios son limitados y no evitan la muerte.

Un antiviral como este se dirigiría al SARS-CoV-2 (el virus de la COVID-19) durante su fase más activa en el cuerpo humano, que es justo antes de que las personas desarrollen síntomas, apuntó Gandhi.

LEA: Pfizer pedirá que se autorice su vacuna para los niños

"Basándose en toda nuestra comprensión a lo largo del año anterior, la mayor actividad del virus es en ese periodo", comentó Gandhi. "Justo antes de que las personas enfermen, durante esos primeros días y hasta durante una semana, es cuando el virus se está de verdad replicando, haciendo copias de sí mismo".

"Creo que se necesita un antiviral de verdad efectivo", continuó Gandhi. "Lo que necesitamos más que nada, ahora mismo, es un fármaco oral, una pastilla que pueda evitar que las personas con una enfermedad de leve a moderada enfermen cada vez más".

Se están realizando esfuerzos para desarrollar un fármaco de este tipo, y hay esperanzas de que pudiera haber uno disponible antes de finales de 2021, señaló Gandhi.

Hacen esfuerzos

Pfizer está desarrollando un medicamento experimental que Gandhi citó. El nuevo medicamento, un inhibidor de la proteasa como los que se usan para tratar el VIH y la hepatitis C, reduciría la producción en el cuerpo de las enzimas que el virus necesita para multiplicarse.

Otros que se están desarrollando se dirigirían al virus mismo, e interrumpirían la capacidad del virus de replicarse y propagarse, dijo Gandhi.

Hay pocas armas en el arsenal de tratamientos para evitar la hospitalización

A pesar del revolucionario éxito para desarrollar vacunas contra la COVID, hay pocas buenas opciones de tratamiento para prevenir que las personas que acaban de contraer la COVID progresen a síntomas más intensos que requieran hospitalización.

Los anticuerpos monoclonales siguen siendo el único tratamiento que se ha mostrado que prevé que una infección leve se agrave, dijo Gandhi.

"Pensamos que tienen un beneficio importante para las personas que son pacientes ambulatorios con una enfermedad de leve a moderada y que tienen un riesgo alto de progresión, así que pienso que deberíamos usarlos más de lo que los hemos estado usando en el pasado, porque las evidencias se han hecho tan fuertes", apuntó Gandhi.

Pero los anticuerpos monoclonales también presentan desventajas, lamentó Gandhi. Se administran por vía intravenosa, lo que descarta que su uso se generalice con facilidad, y hay preocupaciones respecto a que las nuevas variantes de la COVID pudieran desarrollar resistencia al tratamiento.

A principios de la pandemia, los médicos habían tenido la esperanza de encontrar un antiviral en existencia que fuera efectivo contra el SARS-CoV-2, pero hasta ahora esas terapias han fracasado, lamentó Gandhi.

"Si pudiéramos darle un nuevo objetivo a un medicamento, un medicamento que tengamos por algún otro motivo, sería incluso mejor, pero hasta ahora los medicamentos a los que hemos dado un nuevo objetivo contra el virus no han dado resultados", dijo Gandhi.

comentarios