Las mujeres deben realizarse exámenes periódicamente.
Las mujeres deben realizarse exámenes periódicamente.

Las mujeres son más propensas a sufrir un paro cardiaco durante la noche que los hombres

El paro cardiaco súbito es una disfunción eléctrica que hace que el corazón deje de latir.

The New York Times.

Entrar en paro cardiaco de noche puede ser particularmente letal, y ahora una nueva investigación sugiere que podría sucederles a más mujeres que hombres.

El paro cardiaco súbito es una disfunción eléctrica que hace que el corazón deje de latir. La tasa de supervivencia al paro cardiaco fuera del hospital es de apenas un 10 por ciento, señalaron los investigadores.

"Fallecer de repente durante las horas nocturnas es un fenómeno desconcertante y devastador", señaló el autor sénior del estudio, el Dr. Sumeet Chugh, director del Centro de Prevención de Paro Cardiaco del Instituto Cardiaco Smidt Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

LEA: Lengua covid, el nuevo síntoma que podría estar asociado al coronavirus

"Nos sorprendió descubrir que el sexo femenino es un factor de predicción independiente de estos eventos", dijo Chugh.

Entre un 17 y un 41 por ciento de los 350,000 paros cardiacos súbitos que se estima que suceden cada año en Estados Unidos ocurren entre las 10 p.m. y las 6 a.m. En el estudio, los investigadores analizaron los datos de más de 3,200 casos de paro cardiaco durante el día y 918 casos que ocurrieron durante la noche.

Los investigadores encontraron que poco más de un 25 por ciento de los casos en mujeres ocurrieron de noche, en comparación con casi un 21 por ciento de los casos en hombres, según el estudio, que se publicó en la edición en línea del 19 de enero de la revista Heart Rhythm.

Se necesita más investigación para averiguar los motivos del mayor riesgo en las mujeres, pero un componente respiratorio podría tener un rol, apuntaron los autores del estudio.

Los hallazgos mostraron que la enfermedad pulmonar era mucho más común en las personas que sufrieron paros cardiacos de noche que entre las que tuvieron paros cardiacos durante el día. Los que sufrieron paros cardiacos nocturnos también eran más propensos a ser fumadores o exfumadores.

"Se encontró que la prevalencia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y del asma era significativamente más alta entre los casos de paro cardiaco nocturno en comparación con los casos diurnos, sin importar la edad", dijo Chugh en un comunicado de prensa de Cedars-Sinai.

"También se encontró un uso significativamente más elevado de medicamentos que afectan al cerebro [incluyendo a los sedantes y a los analgésicos], algunos de los cuales tienen el potencial de suprimir la respiración, en el paro cardiaco nocturno, frente al diurno", añadió.

Esto sugiere que los médicos quizá deban tener cuidado al recetar sedantes, así como analgésicos y antidepresivos, a los pacientes con un riesgo alto, sobre todo a las mujeres, anotó el equipo del estudio.

comentarios