La covid-19 puede dañar al corazón de los bebés

Un estudio muestra que los recién nacidos son proclives a tener fallas cardiacas debido al coronavirus.

The New York Times.

Un bebé diagnosticado con covid-19 mostró señales de una lesión cardiaca reversible e insuficiencia cardiaca, según un nuevo informe de caso.

Los investigadores encontraron que el bebé de 2 meses de edad experimentó problemas cardiacos similares a los observados en los adultos. El bebé luego se recuperó y fue dado de alta sin medicamentos para el corazón.

El informe se publicó en la edición del 2 de diciembre de la revista JACC: Case Reports.

"La presentación y el desarrollo clínico de este paciente refleja a otros cuatro reportes de caso de lesión aguda en el miocardio, reportada en pacientes adultos con covid-19", comentó la Dra. Madhu Sharma, autora principal del informe de caso y cardióloga pediátrica del Hospital Pediátrico Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

LEA: Los niños usan ambos lados del cerebro para comprender el lenguaje

"La mayoría de los niños con covid-19 son asintomáticos o tienen síntomas leves, pero nuestro caso muestra el potencial de lesión del miocardio reversible en los bebés con COVID-19", señaló Sharma en un comunicado de prensa de la revista. "Hacer la prueba de la COVID-19 a los niños que presentan señales y síntomas de insuficiencia cardiaca es muy importante, mientras aprendemos más sobre el impacto de este virus".

El bebé de este caso se ahogaba y tenía una descoloración azulada en la piel después de comer, pero no tuvo fiebre, tos, síntomas de infección en el tracto respiratorio superior, diarrea, vómitos ni una reducción en la alimentación antes de esto.

Insuficiencia cardíaca

Una prueba inicial de la covid-19 fue negativa, pero una prueba de seguimiento fue positiva. Un ECG mostró una lesión en el corazón debido a una infección viral y síntomas de insuficiencia cardiaca que una infección viral agravó. Las pruebas descartaron todas las demás causas de esos problemas cardiacos.

La atención del bebé incluyó el medicamento remdesivir bajo una orden de uso compasivo, el uso de un ventilador para la insuficiencia respiratoria, un tratamiento para la presión arterial baja, y fluidos. El bebé había nacido prematuramente a las 33 semanas, y permaneció en la UCIN durante tres semanas en ese momento, lo que incluyó una semana con un tratamiento que ayudaba con la respiración.

La lesión del miocardio se ha observado en algunos pacientes adultos desde los primeros informes de COVID-19, según la nueva investigación, y hasta entre un 20 y un 28 por ciento mostraron evidencias de esta lesión en los grupos tempranos de pacientes adultos. La mayoría de los pacientes con este tipo de lesión tenían una enfermedad cardiovascular preexistente.

comentarios