Es necesario que realice una visita al urólogo una vez al año para conocer cómo está su salud reproductiva.
Es necesario que realice una visita al urólogo una vez al año para conocer cómo está su salud reproductiva.

¿Y usted ya visitió el urólogo para conocer cómo está su próstata?   

Porque todos los varones, si viven lo suficiente, van a presentar un crecimiento de la misma, el cual puede ser benigno o maligno, y por lo tanto es una parte de la anatomía que necesita vigilancia

Redacción.

De la misma manera que se invita a las mujeres a realizarse chequeos anuales para detectar el cáncer de mama o el cervicouterino, es vital que los hombres a partir de los 45 años vayan al urólogo una vez año, señala Mario Almanza, especialista en esta rama de la medicina.

Hacerlo, dice, puede ser la diferencia entre obtener un diagnóstico temprano y oportuno de padecimientos tan serios como el cáncer de próstata, que inicialmente puede ni ocasionar molestias al paciente.

¿Pero por qué la próstata, esa glándula que se encuentra abajo y adelante de la vejiga, tiende a ser tan mencionada en las campañas de salud masculina?

Porque todos los varones, si viven lo suficiente, van a presentar un crecimiento de la misma, el cual puede ser benigno o maligno, y por lo tanto es una parte de la anatomía que necesita vigilancia, indica Almanza.



En este mes dedicado a la salud de los varones, el médico, también tesorero de la Sociedad Mexicana de Urología, llama a crear conciencia y no dejar pasar la visita con el experto. Puede ser incómodo, pero tiene el potencial de salvar vidas.

Problemas con la próstata

Si bien la próstata crece porque así es su evolución natural, este aumento regularmente obstruye el canal de drenaje, es decir, la uretra.

Esto se traduce en signos como alteraciones en el chorro de la orina, dificultad para iniciar o terminar la micción, intermitencia en la misma, sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga o una molesta necesidad de ir al baño varias veces en la noche.

Durante la visita, el urólogo seguramente hará preguntas relacionadas con esos síntomas. Puede ordenar un examen de antígeno prostático específico, que se obtiene en sangre y también es probable que haga un tacto rectal.

"(Ese examen) ha sido durante mucho tiempo un tabú entre amigos porque se piensa que es incómodo y molesto, pero no deja de ser valioso: Palpa el tamaño de la glándula, su forma, consistencia, temperatura, una serie de características que nos van a decir si hay alguna anormalidad", apunta el también miembro del Servicio de Urología del Hospital General de México.

Diagnóstico temprano

En la mayoría de los casos, afirma, el crecimiento de la próstata es benigno, pero también cabe la posibilidad de que sea maligno, es decir, que se trate de cáncer.
En los dos casos se deben tener cuidados.

De acuerdo con el urólogo Lauro Gómez Guerra, el cáncer de próstata es el más frecuente en varones adultos mayores, arriba de 50 años.

Y está sólo por debajo de la diabetes, hipertensión y enfermedades cardiacas como causa de enfermedad en los varones. "Ya el crecimiento benigno de próstata es mucho más frecuente.
En estadísticas mexicanas y mundiales, representa la cuarta causa de enfermedad (en el varón) arriba de los 45 años y conforme avanza la edad es mayor la prevalencia", expresa Almanza.

¿Por qué se debe estar alerta incluso si hay crecimiento benigno? Porque este cuadro también puede generar enfermedades, responde el especialista de la Sociedad Mexicana de Urología.

"Puede ser molesto, puede poner en riesgo la vida del hombre.
No atenderlo significa aventarse un volado. En una historia sin tratamiento se puede llevar a sufrir descompensación de la vejiga y dañar la función renal, es algo muy serio.

"Por eso se requiere diagnóstico y diagnóstico temprano para tratar los casos y mejorar la calidad de vida. Podemos en ocasiones empezar con tratamientos no agresivos y eficaces.
Cada día nuestro armamento para solucionar estos problemas crece, pero todo es más sencillo si lo capturamos en tiempo adecuado".

No lo dejes pasar
.
El principal consejo que brinda el médico Almanza es: No lo dejes pasar y asiste a la visita con el urólogo. Hazlo si tienes algún síntoma de los mencionados, en caso de que tengas 45 años o más, o tengas 40, pero exista en tu familia algún antecedente de estos padecimientos.

En los dos últimos casos, no olvides agendar tu cita una vez al año. "Puedes recibir un diagnóstico temprano de algún padecimiento y te van a dar la información para ayudarte a preservar en mejor estado tu salud", reitera el experto.

comentarios