Pese a estudios que hablan que la tasa de contagio y mortalidad en niños es baja, los padres deben cuidar a sus hijos del mortal coronavirus.
Pese a estudios que hablan que la tasa de contagio y mortalidad en niños es baja, los padres deben cuidar a sus hijos del mortal coronavirus.

El COVID-19 es leve en los niños, confirma un segundo estudio

Es posible que el receptor del virus no tenga la misma configuración en los niños que en los adultos

The New York Times.

Una nueva investigación amplía las evidencias de que los niños infectados con el COVID-19 tienen unos síntomas menos graves que los adultos con el coronavirus.

Los investigadores analizaron los casos de 731 niños de China con infecciones confirmadas en el laboratorio del coronavirus, y de 1,412 niños que se sospechaba que tenían el COVID-19.

La mayoría de esos 2,143 casos fueron leves, y solo un niño murió. Casi un 6 por ciento de los casos de los niños fueron graves o críticos, frente a un 18.5 por ciento de los casos de los adultos.



El estudio aparece en la edición en línea del 16 de marzo de la revista Pediatrics. No está claro porqué los niños con el COVID-19 tienden a no enfermar tanto como los adultos.

"Podría haber varios motivos", señaló la Dra. Bonnie Maldonado, presidenta del comité de enfermedades infecciosas de la AAP.

Además: Cómo evitar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena

El comportamiento en niños

"Es posible que el receptor del virus no tenga la misma configuración en los niños que en los adultos. Es posible que simplemente se hicieran pruebas a más adultos porque ese ha sido el enfoque", comentó Maldonado, que no participó en el último estudio. "Pero ha habido otros estudios de mujeres embarazadas y niños que no tuvieron una enfermedad tan grave".

"Sospecho que la respuesta inmunitaria de los niños es distinta", dijo. "Su sistema inmunitario es joven y se está desarrollando".

El coronavirus "parece perdonar a los niños pequeños, en particular", anotó Maldonado.

Los investigadores también dijeron que su estudio provee firmes evidencias de la transmisión de persona a persona del coronavirus.

Más de un 90% de todos los niños del estudio eran asintomáticos o mostraban unas formas leves o comunes de la enfermedad, y alrededor de un 13% de los niños que tuvieron un resultado positivo del virus no tenían síntomas de enfermedad, una tasa que "casi sin duda subestima la verdadera tasa de infección asintomática, dado que es poco probable que muchos niños asintomáticos reciban la prueba", escribieron la doctora Andrea Cruz y el Dr. Steven Zeichner en un editorial publicado junto con el estudio.

Se deben responder muchas preguntas, según Maldonado.

"Se deben realizar estudios lo antes posible para comprender el impacto diferencial entre adultos y niños, porque esa información podría resultar útil", aseguró.

Cuando las personas tienen síntomas de la enfermedad, quizá sea posible contenerla antes, pero no se sabe si los niños sin síntomas de la enfermedad pueden propagar el coronavirus a otros, dijo Maldonado.

Un estudio distinto de China, que se publicó en una edición reciente de la revista Journal of the American Medical Association, encontró que aunque los bebés pueden infectarse con el coronavirus, su enfermedad es más leve que en las personas de más edad y las que tienen problemas de salud crónicos.

Otro estudio chino encontró que aunque los niños infectados con el coronavirus en general solo tienen síntomas leves, pueden excretar el coronavirus mucho después de que sus síntomas hayan desaparecido. La investigación se publicó en la edición del 13 de marzo de la revista Nature Medicine.

comentarios