Young father holding newborn baby boy in arms, gently kissing baby boy in head
Young father holding newborn baby boy in arms, gently kissing baby boy in head

¿La salud del futuro papá podría afectar a la salud de su hijo recién nacido?

La salud de un papá antes de la concepción también se debe tomar en cuenta, ya que puede afectar el resultado del embarazo tanto para el niño como para la madre

The New York Times.

La salud de mamá y papá es la clave de un embarazo y un nacimiento sanos, encuentra una investigación reciente.

En el estudio de casi 786,000 nacimientos, los investigadores encontraron que los papás que no tenían la mejor salud eran más propensos a tener bebés prematuros y con un peso bajo al nacer, y que pasaban tiempo en la unidad de cuidado intensivo neonatal (UCIN).

"El estudio sugiere que la salud de un papá antes de la concepción también se debe tomar en cuenta, ya que puede afectar el resultado del embarazo tanto para el niño como para la madre", señaló el investigador principal, el doctor Alex Kasman, médico residente en el departamento de urología del Hospital de la Universidad de Stanford, en Stanford, California.

Como el estudio observó los datos de forma retrospectiva, no puede probar que la salud del papá provocara esos problemas médicos, solo que ambas cosas parecen estar asociadas.

Bebés prematuros

Específicamente, los papás con afecciones como la hipertensión, la obesidad, la diabetes, el cáncer o la depresión tenían unas probabilidades un 19% más altas de tener a un bebé prematuro, unas probabilidades un 23% más altas de tener un bebé con un peso bajo al nacer, y unas probabilidades un 28% más altas de tener un bebé que necesitara una estancia en la UCIN, encontraron los investigadores.

Además, las mujeres cuyas parejas tenían una mala salud eran más propensas a sufrir complicaciones del embarazo, como la diabetes gestacional o la preeclampsia, mostraron los hallazgos.

No se sabe exactamente cómo la salud del papá contribuye a la salud del recién nacido, pero Kasman especuló que podría haber varios factores implicados.

"Un papá contribuye la mitad del genoma y la salud puede afectar a la expresión de los genes, así que es razonable hipotetizar que las afecciones que hacen que un papá esté sano, o que no lo esté, podrían afectar a esos genes", comentó.

Además, la salud del papá podría tener efectos negativos en la salud de la placenta, lo que puede conducir a cambios en los resultados del bebé, anotó Kasman.

Calidad del esperma

Evidencias de estudios anteriores han encontrado que la mala salud puede afectar de forma negativa a la calidad del esperma, de la misma forma que las exposiciones ambientales, como fumar y las toxinas, añadió.

También es posible que la genética sea un factor, pero no es una certeza, dijo Kasman.

"Aunque una pareja con un papá y una mamá enfermos podría tener unas mayores probabilidades de complicaciones del embarazo, sin duda pueden de cualquier forma tener a un bebé sano", enfatizó. "Pero mientras más cuide la pareja su salud, más altas son las probabilidades de tener a un bebé sano".

El Dr. Rahul Gupta, director médico y de salud de March of Dimes, apuntó que es posible que la salud del papá sea una indicación de que la madre, también, quizá tenga una mala salud.

Por ejemplo, quizá sea más probable que un hombre obeso esté con una mujer obesa, de forma que las consecuencias de la obesidad (como la diabetes y la hipertensión) podrían afectarlos a ambos, sugirió.

Gupta también se mostró de acuerdo en que la calidad del esperma puede verse afectada por la salud del papá, y tener un impacto en el bebé.

Para ayudar a los padres a tener bebés sanos, la atención prenatal debe implicar a ambos padres, aseguró.

"Hemos hecho un trabajo bastante bueno al enfocar la atención prenatal en las madres. Tenemos un mayor acceso mediante el Medicaid ampliado. No estamos haciendo un trabajo magnífico, pero sí mejor que antes. Donde aún podemos hacerlo mejor es en la implicación del padre antes de y durante el embarazo", dijo Gupta.

Implicar a ambos padres en la salud prenatal tiene el potencial de conducir a unos bebés más sanos, explicó.

"Ha llegado el momento de que tanto mamá como papá se pongan en forma, antes de concebir al niño, pero también durante el embarazo", añadió Gupta.

comentarios