El ejercicio intenso es recomendable solo para las personas que están acostumbradas a este tipo de rutina fuerte.
El ejercicio intenso es recomendable solo para las personas que están acostumbradas a este tipo de rutina fuerte.

El ejercicio intenso puede desencadenar problemas cardiacos

Las personas que no están acostumbradas a realizar un marathón o ha ejercitarse con gran intensidad no deben exponerse.

The New York Times.

Para la mayoría de las personas, el ejercicio aeróbico es magnífico. Pero el ejercicio de alta intensidad, como correr en maratones y triatlones, puede conllevar riesgos cardiacos para las que han tenido un entrenamiento inadecuado.

El paro cardiaco repentino, la fibrilación auricular y los ataques cardiacos están entre los riesgos, según una nueva declaración científica de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

"El ejercicio es medicina, y no hay duda de que la actividad física entre moderada y vigorosa es en general beneficiosa para la salud cardiovascular", señaló Barry Franklin, presidente del comité que redactó la nueva declaración científica.



"Pero, al igual que con los medicamentos, es posible que haya dosis insuficientes y sobredosis de ejercicio: más no siempre es mejor, y puede conducir a eventos cardiacos, en particular cuando lo realizan individuos inactivos y en mala forma física con enfermedades cardiacas conocidas o sin diagnosticar", advirtió Franklin, director de cardiología preventiva y rehabilitación cardiaca de Beaumont Health en Royal Oak, Michigan.

"Cada vez más personas corren maratones, participan en triatlones y hacen un entrenamiento en intervalos de alta intensidad. El propósito de esta declaración es poner en perspectiva los beneficios y los riesgos de esos programas de entrenamiento vigoroso", comentó en un comunicado de prensa de la AHA.

El riesgo

El comité revisó más de 300 estudios, y concluyó que mejorar la aptitud física es bueno para la mayoría. Las personas que hacen ejercicio tienen un riesgo hasta un 50% más bajo de ataque cardiaco y muerte cardiaca.

Sin embargo, aunque el riesgo de muerte cardiaca repentina o ataque cardiaco es más bajo entre las personas que participan en un ejercicio de alta intensidad, sigue siendo posible. Casi un 40 por ciento de los eventos cardiacos en los triatlones ocurren en personas que participan por primera vez, lo que sugiere que un entrenamiento flojo o las afecciones subyacentes podrían tener la culpa.

Antes de iniciar un programa intenso de entrenamiento, la AHA anima a las personas a comenzar con un programa de ejercicio leve y aumentar poco a poco. Pero si tiene síntomas como dolor de pecho, presión en el pecho o una falta de aire grave mientras hace ejercicio, consulte al médico antes de iniciar cualquier programa.

"Comenzar a hacer ejercicio es importante, pero hágalo poco a poco, aunque fuera un deportista en la escuela secundaria", añadió Franklin.

comentarios