Estudios demuestran que el corazón de las mujeres funciona de manera difente que los hombres.
Estudios demuestran que el corazón de las mujeres funciona de manera difente que los hombres.

Conozca por qué el flujo sanguíneo en el corazón es distinto en hombres y mujeres

Hallazgos aclaran la función cardiaca y podrían mejorar la comprensión de los investigadores sobre por qué los corazones de los hombres y de las mujeres responden de forma diferente al estrés

The New York Times.

La forma en que la sangre fluye a través de su corazón quizá dependa de si usted es un hombre o una mujer, sugiere una investigación reciente.

En el estudio, los investigadores usaron una sofisticada técnica de imagen llamada IRM de flujo en 4D para examinar el flujo sanguíneo y evaluar cómo influye en el rendimiento cardiaco.

Se analizaron los escáneres de la cámara de bombeo principal del corazón, el ventrículo izquierdo, de 20 hombres y 19 mujeres.


El análisis reveló que la energía cinética, un indicador del uso de la energía, era significativamente más alta en los hombres. En las mujeres, la vorticidad (una medida de la rotación local de los fluidos) y la carga (una medida de la función del ventrículo izquierdo) eran más altas, encontraron los investigadores.

"Usando datos de IRM, encontramos diferencias en la forma en que el corazón se contrae en los hombres y en las mujeres", explicó el autor principal del estudio, David Rutkowski, investigador postdoctoral de la Universidad de Wisconsin, en Madison.

"Había una mayor carga en la pared del ventrículo izquierdo de las mujeres, y una vorticidad más alta en el volumen sanguíneo. Hipotetizamos que las dos cosas están relacionadas", dijo.

Los hallazgos aclaran la función cardiaca y podrían mejorar la comprensión de los investigadores sobre por qué los corazones de los hombres y de las mujeres responden de forma diferente al estrés y a la enfermedad, sugirió Rutkowski en un comunicado de prensa de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (Radiological Society of North America).

Además, añadió Rutkowski, "estas medidas del flujo sanguíneo serían útiles como estándares de referencia, porque se derivan de personas sanas, así que podríamos usarlas para comparar con alguien que está enfermo".

comentarios