Las personas mayores son las más afectadas con esta enfermedad.
Las personas mayores son las más afectadas con esta enfermedad.

Dietas grasosas pueden conducir a la pérdida de la vista en las personas mayores

Los ancianos son los más expuestos a la pérdida de la visión por el exceso de grasa.

The New York Times.

Las dietas ricas en carne roja y alimentos grasosos pueden ayudar a provocar a una importante causa de pérdida de la vista en los estadounidenses mayores, sugiere una investigación reciente.

El estudio encontró que las personas que comían unas dietas occidentales más típicas tenían tres veces más probabilidades de desarrollar una afección ocular que acaba con la visión central, la degeneración macular asociada con la edad (DMAE) en etapa tardía.

"Lo que uno come parece ser importante para la vista, y respecto a si sufre o no pérdida de la vista más adelante en la vida", comentó Amy Millen. Millen, profesora asociada de epidemiología y salud ambiental de la Facultad de Salud Pública y Profesiones de la Salud de la Universidad de Buffalo, en Buffalo, Nueva York.

"Las personas saben que la dieta influye en el riesgo cardiovascular y en el riesgo de obesidad, pero el público quizá no sepa que la dieta puede afectar a la pérdida de la vista", señaló Millen.

Factores de riesgo

La degeneración macular asociada con la edad ocurre cuando una parte del ojo, llamada mácula, se daña. A veces esto sucede cuando unos depósitos llamados drusas se desarrollan en la mácula. O puede ocurrir cuando unos vasos sanguíneos nuevos continúan formándose y sangran, produciendo cicatrices en la mácula, según la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology).

La genética y el tabaquismo son factores de riesgo conocidos de la degeneración macular asociada con la edad.

Además: Los diabéticos también pueden disfrutar de las delicias navideñas

El estudio incluyó a casi 1,300 personas de una muestra nacionalmente representativa. La mayoría no tenían degeneración macular. Hubo 117 que tenían DMAE temprana, y 27 que tenían DMAE avanzada.

Todos los participantes del estudio completaron encuestas sobre sus dietas dos veces durante el estudio de 18 años.

Los investigadores dividieron los alimentos en 19 categorías para medir la calidad de la dieta.
Encontraron que las personas que comían una dieta más occidental tenían muchas más probabilidades de desarrollar DMAE en etapa avanzada. Los alimentos vinculados con un riesgo más alto incluyen:

Las carnes rojas y procesadas

Las grasas, como la margarina y la mantequillaLos lácteos ricos en grasasLos alimentos fritos "La dieta es una forma en la que se podría modificar el riesgo de pérdida de la vista por la degeneración macular asociada con la edad", planteó Millen, sobre todo si se tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Anotó que como el estudio fue observacional, no pudo probar que comer unos alimentos saludables reduciría el riesgo de DMAE, pero dijo que sí mostró los alimentos que probablemente no se deben comer con frecuencia.

El doctor Avnish Deobhakta, oftalmólogo en el Hospital del Ojo y el Oído de Nueva York de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, no participó en el estudio, pero dijo que los hallazgos no le sorprendieron.

"Este estudio muestra lo que hemos sospechado. Una dieta rica en alimentos grasosos, carnes procesadas y granos refinados hace que el desarrollo de la forma grave de degeneración macular sea más probable", advirtió Deobhakta.

Tanto Millen como Deobhakta dijeron que es probable que la inflamación provocada por una dieta menos saludable y el estrés en las células de los ojos (el estrés oxidativo) sean responsables del aumento en el riesgo.

"Los ojos son el centinela del resto del cuerpo. En los minúsculos vasos sanguíneos de los ojos, incluso unos cambios pequeños que de otra forma no se notarían en otros órganos, se notan en los ojos", aseguró Deobhakta.

¿Se puede compensar por toda una vida de alimentación mala? No se sabe. Pero ambos expertos aseguraron que una dieta saludable, rica en verduras (sobre todo verduras de hojas verdes) y frutas y pescado graso, contiene nutrientes que son importantes para la salud de los ojos, entre ellos la luteína y la zeaxantina.

"Es difícil cambiar la forma en que uno come de la noche a la mañana, pero sin duda esto es un proceso que dura décadas, así que intente pasar poco a poco a una conducta más virtuosa respecto a la comida. Intente complementar su dieta actual con más verduras de hojas, y aumente su consumo de pescado", aconsejó Deobhakta.

comentarios