Las pruebas de detección ayudan a las embarazadas a recibir la atención adecuada.
Las pruebas de detección ayudan a las embarazadas a recibir la atención adecuada.

Todas las mujeres embarazadas deben recibir pruebas de la hepatitis B, según un grupo de trabajo

Estados Unidos

Todas las mujeres embarazadas deben recibir pruebas tempranas de la hepatitis B, para prevenir la transmisión de la infección viral a los recién nacidos.

Eso plantea la directriz más reciente del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos.

"Los profesionales clínicos pueden ayudar a las madres y a sus bebés al realizar pruebas de la hepatitis B a todas las embarazas en su primera visita prenatal", planteó un miembro del grupo de trabajo, el doctor John Wong.

"Las pruebas de detección ayudan a las embarazadas a recibir la atención adecuada a lo largo del embarazo, y ayudan a reducir las probabilidades de que transmitan el virus al bebé", señaló Wong, jefe de la División de Toma de Decisiones Clínicas del Centro Médico Tufts, en Boston.

La hepatitis B es una infección viral del hígado que puede provocar enfermedad hepática y cáncer de hígado. Los bebés infectados con la hepatitis B de sus madres tienen unas probabilidades del 90 por ciento de sufrir de una infección de hepatitis B de por vida.

Los bebés se vacunan rutinariamente contra el virus de la hepatitis B poco después de nacer, pero las tasas de infección con el virus de la hepatitis B materno han aumentado en más de un 5 por ciento al año desde 1998, lo que hace que realizar la prueba de detección en todas las mujeres embarazadas sea importante, según el grupo de trabajo.

"Detectar la hepatitis B en las personas embarazadas puede proteger a los bebés de afecciones crónicas de por vida, como el cáncer de hígado o la enfermedad hepática", enfatizó en un comunicado de prensa del grupo de trabajo uno de sus miembros, la Dra. Melissa Simon.

"Esto es esencial, porque la principal fuente de hepatitis B en los niños es la transmisión durante el nacimiento", explicó Simon, vicepresidenta de investigación clínica del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

La detección temprana significa que los médicos pueden tomar medidas para reducir el riesgo de transmisión de la hepatitis B de madre a hijo.

La recomendación del grupo de trabajo se publicó en la edición en línea del 23 de julio de la revista Journal of the American Medical Association.

El grupo de trabajo es un panel independiente y voluntario de expertos nacionales en la prevención y en la medicina basada en la evidencia.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos tienen más información sobre la hepatitis B.

comentarios