Funky people concept. Young woman with chewing gum. Bubble gum is in the silver paper. Girl is wearing cap and yellow shirt.
Funky people concept. Young woman with chewing gum. Bubble gum is in the silver paper. Girl is wearing cap and yellow shirt.

¿Desea dejar de fumar? El chicle, los parches, los aerosoles o la consejería podrían ayudar

Estados Unidos

Muchos estadounidenses que desean dejar de fumar no están seguros sobre cómo hacerlo, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

El uso de tabaco es la principal causa prevenible de muerte en el país, y acaba con más de 480,000 vidas al año.

Casi un 70% de los fumadores actuales afirman que desean abandonar el hábito, pero muchos intentan hacerlo sin ayuda, y fracasan. La FDA afirma que los reemplazos de nicotina de venta libre, como el chicle y el aerosol nasal, además de ayudas recetadas como el parche de nicotina, pueden aliviar los síntomas de abstinencia y los deseos intensos. El reemplazo de nicotina también se administra en forma de tabletas e inhaladores.

Pero la agencia enfatiza que los cigarrillos electrónicos no son una forma aprobada de ayudar a las personas a dejar de fumar. De hecho, podrían exponer a los usuarios a las mismas sustancias tóxicas que se encuentran en los cigarrillos regulares.

Los tres tipos de medicamentos para dejar de fumar aprobados por la FDA son terapias de reemplazo de nicotina: bupropión (Wellbutrin, Zyban) y vareniclina (Chantix). Se pueden usar juntos dos productos, como por ejemplo un chicle de reemplazo de nicotina y un parche de vareniclina, de forma segura.

Hable con el médico para determinar qué podría ser lo mejor para usted.

La investigación muestra que los medicamentos de cesación duplican las probabilidades de dejar de fumar con éxito, y el respaldo conductual (como la consejería) también puede aumentar las probabilidades de éxito. Varios estudios de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. encontraron que la combinación de medicamentos y respaldo conductual es más efectiva que cada uno por su cuenta.

Aunque la terapia de reemplazo de nicotina es segura y efectiva para la mayoría de los adultos, la FDA enfatizó que algunos no deben usarla. Las mujeres embarazadas, los adolescentes y las personas con problemas graves de la salud (como la enfermedad cardiaca y las úlceras estomacales) deben hablar con el médico antes de usar terapia de reemplazo de nicotina.

La mayoría de los fumadores tienen que hacer múltiples intentos por abandonar el hábito antes de tener éxito, incluso cuando usan un medicamento de cesación probado. Si esto le sucede, lo mejor es intentarlo otra vez, sugiere la FDA.

Más información

Para más información sobre recursos para dejar de fumar, visite smokefree.gov.

comentarios