Los síntomas más frecuentes son las alteraciones en el hábito intestinal y cambios en la formación de las heces.
Los síntomas más frecuentes son las alteraciones en el hábito intestinal y cambios en la formación de las heces.

Mala alimentación incrementa riesgo de padecer cáncer colorrectal

México

Una alimentación basada en alto consumo de grasas, carnes rojas y alimentos altamente procesados como los embutidos elevan el riesgo de padecer cáncer colorrectal, alertó este miércoles un experto.

En conferencia de prensa, el doctor Carlos Molina Calzada, oncólogo adscrito al Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, en la Ciudad de México, señaló que "no llevar una buena dieta es, entre otros factores, la causa de este cáncer".

Explicó que se ha visto un aumento de esta enfermedad en los últimos años, aunque no se sabe si es porque existe una mayor detección o porque hay crecimiento en la población.

Sin embargo, destacó que se ha podido ver que los hábitos alimenticios son fundamentales en el desarrollo de esta enfermedad que es la tercera causa de muerte por cáncer en México.

El especialista señaló que este padecimiento es el segundo tipo de cáncer que cobra la vida de hombres y el tercero en mujeres.

No existen datos exactos sobre esta enfermedad, pero de acuerdo con el reporte de la iniciativa Globocan de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2018 se estima que hubieron 14,900 casos nuevos en México.

Aunque es un padecimiento que afecta principalmente a personas mayores de 45 años, en los últimos años se han visto casos en edades más tempranas.

De hecho, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) de México, se estima que 20 % de los pacientes de cáncer colorrectal son menores de 40 años.

Además de la alimentación, Molina Calzada explicó que otros factores de riesgo son la vida sedentaria, la obesidad, el alcoholismo y el tabaquismo.

Señaló que uno de los problemas que se presentan en el país es que al no presentar síntomas en sus etapas tempranas, es muy complicado realizar un diagnóstico oportuno.

"No tenemos una cultura del tamizaje y por ello este cáncer se detecta en etapas tardías, cuando ya poco se puede hacer y la esperanza de vida del paciente es poca", aseveró.

Detalló que muchas personas evitan realizarse una prueba de detección debido principalmente al miedo de ser diagnosticados o a que piensan que las pruebas son demasiado invasivas.

El experto explicó que la mayoría de los casos de cáncer colorrectal se desarrollan lentamente en el transcurso de varios años por lo que es necesario, en caso de tener algún factor de riesgo, revisarse constantemente.

Las personas con antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal, de enfermedad inflamatoria intestinal y mayores de 45 años, son quienes están en mayor riesgo.

"Es a ellos a quienes se debe priorizar el tamizaje, por lo menos una o dos veces al año", dijo el especialista.

Además, expresó que se debe poner atención a síntomas como alteraciones en el hábito intestinal, cambios en la formación de las heces, dolor abdominal, pérdida de peso, sangrado rectal y tumoración abdominal.

Afortunadamente, dijo, actualmente existen pruebas de detección oportuna que son menos invasivas como la prueba FIT, la cual busca sangre oculta en la materia fecal y de salir positiva se debe hacer una colonoscopia para descartar tumores dentro del colon. EFE

comentarios