Vacunarse contra el VPH mientras está embarazada no es dañino para el embarazo.
Vacunarse contra el VPH mientras está embarazada no es dañino para el embarazo.

Cáncer cérvico uterino, el mal que aqueja a las hondureñas

SAN PEDRO SULA.

Los cánceres de mama, pulmón, tiroides y colon son los que más afectan en el mundo, pero en Honduras el cáncer de cuello uterino ocupa el primer lugar. Es importante que las mujeres se realicen anualmente su prueba de Papanicolau y exámenes para detectar el Virus de Papiloma Humano, (VPH) que produce esta enfermedad.

Las otras enfermedades que afectan son el cáncer de mama, colorrectal, tiroides y cáncer gástrico.

El pasado 4 de febrero se conmemoró el Día Mundial del Cáncer y la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que nueve de cada diez muertes por cáncer de cuello uterino ocurren en países de ingresos medios y bajos, llevándose la vida de cerca de 300,000 mujeres cada año, pese a ser uno de los tipos más fáciles de prevenir y curar.

La oncóloga clínica Suyapa Bejarano, de la Liga Contra el Cáncer indica que existen cánceres que no son prevenibles y otros sí, en el caso de los primeros es importante detectarlos a tiempo para someterse a un tratamiento oportuno.

En el caso del cáncer cervicouterino se puede prevenir y al tratarlo de forma temprano puede lograr buenos resultados.

Es importante que se haga de forma anual su Papanicolau. Y ahora se puede hacer un análisis de ADN del Virus de Papiloma Humano (VPH) para determinar si padecerá de esta enfermedad, comenta la experta. También se puede prevenir con el uso del condón durante las relaciones sexuales.

Aplicar la vacuna contra el VPH, que ya está a disposición en centros de salud y hospitales privados.

Vida.

Los factores de estilo de vida están relacionados a todos los cánceres, los que son un riesgo para desarrollar esta enfermedad, comenta Bejarano.

Estos son obesidad, sedentarismo, consumir una dieta malsana. “Estos factores se pueden cambiar y reducir el riesgo de padecerla”, indica.

Además de realizarse pruebas especiales a partir de los 40 años, el análisis de endoscopía y colonoscopía.

Existen otros factores hereditarios, en el caso de los cánceres gástricos y colorrectales, por eso es importante que se mantengan en control médico.

Es importante que cambie estilo de vida: seguir una dieta equilibrada y sana, hacer ejercicio de forma diaria y evitar el sedentarismo.

“Nuestro interés es promover entre la población hábitos de vida saludable que reduzcan el riesgo de padecer esta enfermedad”, asegura.

Datos de la Liga Contra el Cáncer:

En 2018 se brindaron 26,361 consultas médicas, se atendieron 1,100 nuevos pacientes con cáncer.

De los nuevos casos de cánceres, el 52% fueron mujeres, 40% con cáncer de cuello uterino.

Se tomaron 14,435 citologías cervicovaginales institucionales y en la comunidad.

Se encontraron 297 nuevos casos de precáncer y cáncer de cuello uterino.

La protección es la clave

El ginecólogo y oncólogo José Palomo, comenta es importante que la mujer y su pareja apliquen medidas de prevención para evitar la infección por el Virus del Papiloma Humano.

Algunos de los métodos que se usan para prevenir las enfermedades de transmisión sexual (ETS) disminuyen el riesgo de infección por el VPH.

Usar un método anticonceptivo de barrera, como un preservativo o un diafragma, ayuda a protegerse contra las infecciones por el VPH.

Las vacunas que protegen contra las infecciones por el VPH reducen el riesgo de cáncer de cuello uterino. Estas vacunas no protegen a las mujeres que ya están infectadas por el VPH.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó varias vacunas contra el VPH. Se observó que estas vacunas previenen la infección por los tipos de VPH que causan los cánceres de cuello uterino. La protección de las vacunas contra la infección por el VPH dura entre 6 y 8 años.

Los efectos secundarios de las vacunas contra el VPH son mareos, debilidad, dolor de cabeza, fiebre, así como enrojecimiento, dolor al tocar el sitio de inyección o sensación de calor en el lugar de la inyección. Vacunarse contra el VPH mientras está embarazada no es dañino para el embarazo.

comentarios