Healthy colorful salad with basil and oil on the side prepared with love
Healthy colorful salad with basil and oil on the side prepared with love

La dieta mediterránea protege todo el organismo

San Pedro Sula.

La dieta mediterránea es considerada la mejor para mantener una buena salud, la cual debe formar parte del estilo de vida saludable.

La nutricionista Danori Carbajal indica que es una dieta rica en ácidos grasos esenciales para el organismo.

Como su nombre lo indica, la dieta mediterránea proviene de países ubicados cerca del mar mediterráneo como España, Portugal, Italia y Francia.

Esta dieta es tan famosa porque tiene beneficios múltiples para el organismo. “Evita la obesidad, enfermedades cardiovasculares, el envejecimiento prematuro, diabetes y varios tipos de cánceres”, detalla.

Este tipo de alimentación consiste en integrar estos alimentos: aceite de oliva (una cucharada sopera de aceite extravirgen).

Consumir pescado de 2 a 3 veces por semana. Los lácteos bajos en grasa, frutos secos, cereales integrales, frutas, legumbres y vegetales.

Destacado

Se usa el aceite de oliva en la mayoría de las preparaciones. Este aceite es rico en omega 9, el cual es una ácido graso monoinsaturado conocido por mejorar el perfil del colesterol, ya que baja el colesterol LDL o malo y sube el colesterol HDL o bueno, indica Carbajal.

Este tipo de alimentacion incluye el consumo de pescado de agua salada. “La persona que consume esta dieta debe comer más pescado durante la semana”, asegura.

El pescado de agua salada tiene omega 3 con propiedades antiinflamatorias capaz de reducir los triglicéridos y el colesterol total, lo cual reduce la incidencia de enfermedades neurodegenerativas.

Las frutas y los vegetales están presentes en la dieta mediterránea.

“Son ricas en fibra y mejoran el funcionamiento intestinal equilibrando la microbiota intestinal”, detalla.

Favorece el sistema inmunológico reduciendo los picos de glicemia y previene la obesidad.

Delicioso

Los granos integrales son los responsables de aportar energía al organismo, ya que son ricos en fibra y proporcionan minerales como zinc, fósforo y magnesio.

Las leguminosas son fuentes de carbohidrato y proteína. Las lentejas y los frijoles son ricas en zinc, fósforo, hierro, vitamina complejo B y ácido fólico.

La nutricionista indica que el vino tinto es pieza clave en la dieta mediterránea, solo se debe consumir dos copas diarias. “El vino tinto es rico en antocianinas y resveratrol que son antioxidantes y ayudan a reducir el riesgo de algunos tipos de cánceres”, explica.

La especialista indica que las personas que toman más de dos copas de vino no tendrán los beneficios para su salud.

La dieta mediterránea es alta en productos calóricos, por lo que si desea bajar de peso debe observar las porciones que ingiere para no aumentarlo. Siempre busque la opinión de un nutricionista para establecer su dieta.

Sugerencia de menú

La nutricionista Danori Carbajal proporciona un ejemplo de la dieta mediterránea que se pueda adaptar al estilo hondureño.

Desayuno: tostadas integrales, mermelada de fruta, una taza de papaya con linaza.

Merienda por la mañana: 1 mango y 1 yogur.

Almuerzo: ensalada de lechuga con tomate y zanahoria rallada, repollo morado con aceite de oliva extravirgen.

Tres cucharadas soperas de arroz integral, cuatro cucharadas soperas de frijoles cocidos o lentejas. un pescado de agua salada. Y un vaso de jugos frutas.

Merienda por la tarde: cinco nueces y un vaso de jugo de uvas.

Cena: ensalada de luchuga, tomate cebolla morada (mediana) y aderezar con aceite de oliva. Un omelet con dos claras y una yema de huevo y mostaza. Además frijoles guisados. Brócoli asado con aceite de oliva y ajo.

Protección del organismo

1. La dieta mediterránea ayuda a prevenir la diabetes y ejerce una protección cardiovascular. La persona que sigue la dieta mediterránea tiene menos riesgo de tener hipertensión, infartos, ateroesclerosis y un Accidente Cerebrovascular (ACV).

2. La dieta baja en grasa supone, junto con granos enteros, pescado y la utilización de aceite de oliva y hierbas en lugar de mantequilla y sal para cocinar y para acompañar diversos ingredientes. Esto hace que sea buena para reducir la diabetes.

3. El cerebro es protegido por el omega 3 que se consume en la dieta. Este estimula la actividad cognitiva efectiva para la salud del cerebro. Además protege el cerebro contra la enfermedad de Alzheimer y lo mantiene en buen funcionamiento.

4. La ingesta de aceite de oliva y grasas omega 3 previene la aparición de cáncer de mama y de colon. Además de aportar bienestar general, ya que son dos reguladores que participan activamente en la eliminación de residuos y toxinas del organismo.

5. El alcohol que se consume en la dieta mediterránea es beneficioso para el organismo, pues su consumo moderado es un buen aliado para evitar enfermedades cardiovasculares. Es importante que no se exceda en su consumo

comentarios