Nuevos tratamiento con quimioterapia para tratar el cáncer de páncreas.
Nuevos tratamiento con quimioterapia para tratar el cáncer de páncreas.

Reciben un 'coctel' de quimioterapia como un avance en el cáncer de páncreas

Estados Unidos

Cuando los investigadores anunciaron que un régimen de quimioterapia de cuatro medicamentos puede añadir años a las vidas de algunos pacientes con un cáncer de páncreas en una etapa más temprana, los médicos no esperaron.

Los resultados del ensayo se publicaron la primavera pasada, y "cambiaron la práctica" de inmediato, aseguró la doctora Hedy Kindler, una oncóloga de la Universidad de Chicago que no participó en el ensayo.

El doctor James Biagi, uno de los investigadores del ensayo, dijo lo mismo. "El estándar de la atención cambió de la noche a la mañana", señaló Biagi, profesor asociado de oncología en la Universidad de la Reina en Kingston, Canadá.

Los expertos afirman que los hallazgos representan un avance importante contra la enfermedad, que es altamente letal.

En un estudio de casi 500 pacientes con tumores de páncreas en una etapa más temprana, los investigadores encontraron que la quimioterapia postquirúrgica con cuatro fármacos alargó sustancialmente la supervivencia típica de los pacientes.

Al final del estudio, la tasa de supervivencia mediana entre eso pacientes fue de 54 meses, o 4.5 años. La "mediana" se refiere al punto medio en el espectro de la supervivencia, es decir que la mitad de los pacientes sobrevivieron más tiempo, mientras que la mitad de los pacientes murieron antes.

En el mundo del tratamiento del cáncer de páncreas, los resultados son "sorprendentes", afirmó Kindler.

"Nunca hemos visto una mediana de supervivencia de 54 meses en esta enfermedad", dijo. "Es mucho más tiempo de lo que anticipamos".

Kindler escribió un editorial publicado junto con el estudio en la edición del 20 de diciembre de la revista New England Journal of Medicine.

Los resultados del ensayo se hicieron públicos por primera vez en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology), en junio.

"Todos volvimos a casa y cambiamos la forma en que tratamos a ese grupo de pacientes", comentó Kindler. "No esperamos".

Aun así, Biagi y Kindler templaron su entusiasmo citando unas duras cifras. Apenas alrededor de un 20% de las personas diagnosticadas con un cáncer de páncreas pueden tan siquiera someterse a una cirugía. En la mayoría de pacientes, la enfermedad ya se ha propagado demasiado extensivamente como para que la cirugía sea una opción.

Así que la mayoría de pacientes con cáncer de páncreas no se beneficiarán de este método.

En Estados Unidos, se estima que alrededor de 55,400 personas serán diagnosticadas con un cáncer de páncreas este año, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society). Más de 44,000 fallecerán de la enfermedad.

El cáncer de páncreas tiene un pronóstico nefasto, en parte porque con frecuencia se diagnostica tarde. No hay pruebas de detección, y con frecuencia las personas no tienen síntomas hasta que el cáncer se ha propagado, según la sociedad oncológica.

La única oportunidad de una cura, dijo Biagi, es si la enfermedad se detecta lo suficientemente temprano como para extirpar el tumor mediante cirugía. El estándar de la atención ha sido administrar seis meses de quimioterapia, con un fármaco llamado gemcitabina, tras la cirugía.

Pero incluso así, entre un 69 y un 75% de los pacientes sufren una recurrencia en un plazo de dos años, según el equipo de Biagi.

En su ensayo, los investigadores evaluaron los efectos de un régimen de quimioterapia de cuatro fármacos en comparación con la quimioterapia estándar con gemcitabina. El régimen es una versión modificada de uno que ya se usa para el cáncer de páncreas avanzado. En ese momento, ya no hay esperanza de una cura, pero la investigación muestra que el régimen (llamado FOLFIRINOX) puede ayudar a esos pacientes a vivir más tiempo.

El equipo de Biagi asignó al azar a 493 pacientes a seis meses de quimioterapia estándar o al FOLFIRINOX tras la cirugía.

Tras tres años, un 63 por ciento de los pacientes que recibieron el coctel de quimioterapia seguían con vida, y un 40% estaban libres de recurrencia. De los pacientes que recibieron la quimioterapia estándar, poco menos de un 49 por ciento seguían con vida, y un 22% estaban libres de recurrencia.

La mediana general de supervivencia en el grupo de FOLFIRINOX fue de 54 meses, frente a 35 meses en el grupo de la atención estándar.

Pero la quimioterapia con cuatro fármacos provocó más efectos secundarios. Tres cuartas partes de los pacientes tuvieron efectos secundarios más graves "de grado 3 o 4", frente a un 53 por ciento de los que recibieron la quimioterapia estándar.

Esos efectos secundarios incluyeron diarrea, náuseas y vómitos, fatiga y daño nervioso en las extremidades.

No todos los pacientes que reciben cirugía para el cáncer de páncreas serían candidatos para la FOLFIRINOX, según Biagi. La quimioterapia debe comenzar en un plazo de 12 semanas tras la cirugía, de forma que los pacientes deben recuperarse suficientemente bien como para tolerarla.

En última instancia, apuntaron Biagi y Kindler, los investigadores deben encontrar formas de detectar el cáncer de páncreas en una etapa más temprana, y seguir escudriñando la biología subyacente de la enfermedad para desarrollar unos tratamientos más precisos.

"Este nuevo estándar [de quimioterapia] es un importante paso adelante", añadió Biagi. "Pero no es una respuesta completa".

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer ofrece más información sobre el cáncer de páncreas.

comentarios