Prepare bien sus alimentos y evite una intoxicación alimentaria.
Prepare bien sus alimentos y evite una intoxicación alimentaria.

La preocupa el susto sobre la salmonella en el pavo este Día de Acción de Gracias? No debería

Estados Unidos

Las alertas regulares en las noticias sobre la contaminación potencial con salmonella en ciertas marcas de pavo crudo quizá lo tenga nervioso a medida que se acerca la cena de Acción de Gracias.

Pero aunque el peligro es real, unas sencillas medidas de precaución en la cocina pueden ayudar a eliminarlo, señalan expertos en la salud.

En primer lugar, lo último sobre el peligro: se han retirado más de 147,000 libras (casi 67,000 kilos) de productos de pavo crudo de Jennie-O Turkey Store Sales LLC después de que algunos productos arrojaran resultados positivos en las pruebas de la cepa de salmonella asociada con un brote vinculado con productos de pavo crudo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Los productos de Jennie-O Turkey se distribuyeron por todo el país, y las muestras con salmonella se produjeron el 11 de septiembre de 2018.

El brote de salmonella vinculado con los productos de pavo crudo comenzó en noviembre de 2017, y hasta ahora ha habido 164 casos de enfermedad en 35 estados. Una persona de California falleció y 63 personas han sido hospitalizadas, reportaron los CDC.

Hasta ahora, los investigadores no han podido determinar una fuente particular del pavo crudo contaminado con salmonella, y "podría estar extendido en la industria del pavo", anotaron los CDC.

Todo esto da algo de miedo, y por supuesto la mejor forma de evitar enfermarse es evitar todas las marcas retiradas (vea el enlace debajo).

Pero un médico del departamento de emergencias que atiende muchos casos graves de intoxicación alimentaria afirma que los cocineros pueden tomar medidas para eliminar el riesgo.

En primer lugar, "la salmonella se puede propagar de una persona a otra, así que es esencial que se lave las manos antes y después de preparar o comer alimentos", dijo el doctor Robert Glatter, que trabaja en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

"Siempre recuerde lavar muy bien sus manos, las tablas de cortar, las encimeras y los utensilios con agua tibia enjabonada después de entrar en contacto con el pavo crudo", añadió. "Lo mejor es usar una tabla de cortar distinta para el pavo crudo y cualquier otra carne cruda, para prevenir la contaminación cruzada".

Cuando descongele el pavo para Acción de Gracias, hágalo en la nevera, el microondas o en un fregadero donde cambie el agua fría cada media hora, aconsejó Glatter. "No descongele el pavo dejándolo en la encimera, dado que esa puede ser una forma rápida de propagar bacterias como la salmonella", enfatizó.

Durante el proceso de cocción, "es importante cocinar el pavo crudo del todo para eliminar las bacterias nocivas, como la salmonella", explicó Glatter. "Los pavos enteros, la carne de ave molida, las pechugas de pavo y las hamburguesas de pavo siempre se deben cocinar hasta que alcancen una temperatura interna de 165 ºF (74 ºC) para matar todas las bacterias nocivas".

Esa orientación respecto a la temperatura también es la misma para el pavo sobrante que se recaliente, dijo. Para asegurarse, use un termómetro de pavo insertado en la parte más gruesa del pavo.

"Es importante refrigerar todas las sobras a 40 ºF (4.4 ºC) o menos de inmediato, pero también en un plazo de dos horas tras la preparación para reducir el riesgo de intoxicación alimentaria", apuntó Glatter.

Aparte de la salmonella, otra bacteria importante a tener en cuenta que podría provocar intoxicación alimentaria es la Clostridium perfringens, dijo.

"Esas bacterias pueden desarrollarse en los alimentos cocidos que se dejan a temperatura ambiente, y son la segunda causa bacteriana más común de intoxicación alimentaria. Las personas pueden desarrollar calambres abdominales junto con náuseas y vómitos de 6 a 24 horas tras comer", anotó Glatter.

"Lo más común es que los brotes de Clostridium perfringens ocurran durante los meses de invierno, sobre todo noviembre y diciembre", señaló, y "se han asociado con alimentos que con frecuencia se preparan durante las fiestas de fin de año, como el pavo, además de los asados y otras carnes rojas que se cocinan lentamente".

Más información

Para revisar la lista completa de los productos retirados de Jennie-O Turkey, visite este enlace.


comentarios