La familia debe involucrarse en la planificación de menús y de compra de alimentos.
La familia debe involucrarse en la planificación de menús y de compra de alimentos.

Establezca metas realistas para adoptar un estilo de vida saludable

SAN PEDRO SULA.

Los cambios de estilo de vida son necesarios para prevenir que usted y su familia padezcan enfermedades crónicas.

Un proceso que debe tomarse a conciencia y que no es nada fácil, pero en familia se puede lograr.

En especial, aquellos casos donde alguno de sus familiares padece de enfermedades cardiovasculares y otras como diabetes, hipertensión arterial u obesidad.

Estas familias con integrantes que padecen esas patologías necesitan adoptar habitos de vida saludable para disminuir los riesgos de complicaciones.

La nutricionista Gloria Montoya Ham indica que los estilos de vida saludable no deben confundirse con hacer ejercicios extremos y dietas con muchas restricciones que pueden afectar su salud.

“El estilo de vida saludable es una tendencia moderna, básicamente es la prevención de enfermedades; un estado de salud óptimo surgió en 2004 en la Organización Mundial de Salud (OMS) como un mecanismo para crear dietas más saludables y evitar el sedentarismo, poco a poco la sociedad se ha adaptado a mejorar su diario vivir”, explica la experta.

Claves

La base principal de los estilos de vida saludable es seguir una dieta balanceada, no restrictiva y elaborada por un profesional de la salud y debe ser personalizada para los diferentes estados de la vida (niños, adolescentes, jóvenes, adultos y tercera edad)

Se debe implementar un programa de actividad física realista y adaptado a la persona y que siga como mínimo realizar 30 minutos de ejercicio cardiovascular cinco días a la semana.

Esto le ayudará a tener una buena calidad de sueño.

Es importante detectar signos de alarma en el deterioro de la salud, que inicia con fatiga (aunque duerma toda la noche siente como que no ha descansado).

La promoción de estilos de vida saludable debe ser a todo nivel: inicia en el hogar. En la escuela o colegio, universidad y en el trabajo. En la sociedad: a nivel de la comunidad, asistir a espacios abiertos para realizar actividad física y tener acceso a alimentos, indica Montoya.

Consejos.

Montoya Ham da tips para iniciar un estilo de vida saludable: tomar al menos 8 vasos de agua (16 onzas por cada vaso)

Disminuir las comidas artificiales y chatarras, asistir a centros especializados para poder instaurar un programa de actividad física

Si toma café no exceder de más de 32 onzas al día (4 tazas), no consumir bebidas alcohólicas, disminuir el consumo de sal y azúcar y

consumir frutas y verduras (3- 5 veces al día).

Todo proceso de cambio requiere de disciplina, control y conciencia sobre los beneficios que recibirá usted y su familia.

Puede establecer un programa para hacer ejercicios en familia para evitar el sedentarismo, el cual afecta la salud a todos. Los niños pueden practicar un deporte de forma diaria.

Cambios para todos

La nutricionista Ana Gutiérrez indica que para adoptar un estilo de vida saludable hay que ponerse metas realistas por las cuales quiere hacer el cambio.

El estilo de vida saludable debe incluir un cambio mental y físico, aceptar la realidad de cómo puedo ir cambiando mis malos hábitos y mejorarlos con metas medibles. Debo involucrar algún tipo de ejercicio en mi vida diaria, comida fresca, frutas, vegetales, involucrar métodos de cocción bajos en grasa, alimentos que les guste a todos los miembros de la familia y bebidas sin calorías o bajas en azúcar.

Los beneficios a corto mediano y largo plazo de un estilo de vida saludable son múltiples.

Podemos hablar de mejor estado físico, mejor estado de salud, prevención de enfermedades, más energía, mejor rendimiento laboral y físico, peso saludable, porcentaje de grasa y masa magra óptimos, buena autoestima.

Para involucrar a toda la familia, es importante realizar comidas juntos, que todos los miembros de la familia coman lo mismo, siempre con alimentos frescos y en porciones adecuadas; que realicen al menos dos tiempos todos juntos; que lleven a cabo actividades al aire libre en familia y conversen de la importancia de comer sano para una vida más saludable.

comentarios