El cáncer de seno es común encontrarlo en mujeres postmenopáusicas, arriba de 50 años, pero últimamente se está encontrando en edades más jóvenes en edades de 30 a 40 años
El cáncer de seno es común encontrarlo en mujeres postmenopáusicas, arriba de 50 años, pero últimamente se está encontrando en edades más jóvenes en edades de 30 a 40 años

En sus manos está prevenir el cáncer de mama y salvar su vida

SAN PEDRO SULA.

El cáncer de mama no presenta síntomas, por ello es importante que las mujeres presten atención a su cuerpo y estén alertas ante cualquier cambio.

El cirujano oncólogo Gheronimo Herrera recomienda el autoexamen mensual y la mamografía y el ultrasonido anual, porque si la enfermedad se detecta en etapas tempranas puede tratarse y vencerse.

Aunque existen factores de riesgos, el especialista dice que “esto no quiere decir que lo padecerá, pero sí tiene alta probabilidad de sufrirlo”.

“Es muy común que la mujer al hacer su autoexamen se toque una pelotita en su seno, pero como no le duele no busca atención medica”, agregó.

Señales de alerta

1. Un bulto indoloro, “cuando está infectado o inflamado el tumor puede doler”. “El cáncer duele cuando está en etapa avanzada”.

2. Secreción en los pezones. “Puede ser amarilla transparente y hemorrágica, si es así busque atención médica de inmediato”.

3. Cambios en la textura y color de la piel del seno. Estos cambios en la piel aparecen cuando el cáncer está avanzado. Está gruesa, porosa y cambia a un color como anaranjado, se conoce como piel en cáscara de naranja. Además, aparecen venitas sobresaltadas en la mama.

4. Pelotitas en las axilas o en el cuello. “Cuando esto aparece ya existe una metástasis. Esto ocurre porque las células malignas del tumor salieron hacia otra región a través de los ganglios linfáticos que hace que crezcan los ganglios del cuello, axilas y el tórax”, dice el oncólogo.

5. Cambios en el tamaño de las mamas: notar que una de estas luce inflamada o de un tamaño poco habitual es una señal que requiere de atención inmediata.

6. Alteración en la piel: la piel que cubre el seno puede sufrir algunas alteraciones que alertan de la posible presencia de cáncer. Entre las señales que se deben tener en cuenta están: enrojecimiento, úlceras,.

7. Pelota que no se mueva o que se mueva. “Esto sucede porque cuando el cáncer invade el músculo, pero no toda pelota que está en la mama es cáncer, por eso es importante que busque a su médico para un examen clínico. Ya que puede tratarse de un fibroadenomas de mama”, indica.

8. La pelota es de dimensiones irregulares, mal definidas e invaden el músculo del pectoral inferior.

9. Pérdida de peso inexplicable.

10. Cansancio: sentir cansancio después de las labores del día o tras pasar por una situación tensa es algo muy común. El riesgo empieza a existir cuando el cansancio se convierte en algo crónico y no desaparece a pesar de dedicarle el tiempo adecuado al descanso.

11. Hundimiento del pezón: la retracción o hundimiento de los pezones es un síntoma casi evidente de cáncer de mama.

12. El dolor generalmente no es un síntoma de cáncer de mama, pero debe comunicarse al médico.

4

Mitos

jr-mama1-101018(800x600)
Las mujeres con senos grandes tienen más riesgo de tener cáncer de mama.
Usar brasier o sostén con varillas incrementa la posibilidad.
Después de la menopausia sí necesito autoexplorarme.
Los implantes incrementan la probabilidad de padecer esta enfermedad.

Riesgos nos controlables

José Palomo, ginecólogo y oncólogo indica que la mujer debe conocer que existen factores de riesgo que no puede controlar.

-Sexo. Ser mujer es el mayor factor de riesgo para que se forme cáncer de mama. -Edad. El envejecimiento es el segundo factor de riesgo. En edades de 30 a 39 años, el riesgo es de 1 en 227, es decir, del 0.44%. Después de los 60 años, el riesgo pasa a ser de 1 en 28, es decir, del 4%.

-Antecedentes familiares: si tiene algún familiar de línea directa (madre, hija, hermana).

-Antecedentes personales de cáncer de mama: si ya le han diagnosticado cáncer de mama en el pasado, el riesgo que tiene de que reaparezca, ya sea en la misma mama o en la otra, es mayor que si nunca hubiese padecido la enfermedad.

-Raza: las mujeres blancas son un poco más propensas que las afroamericanas.

- Terapia de radiación en el tórax: recibir terapia de radiación en una edad temprana como tratamiento para otro cáncer aumenta el riesgo de que se forme cáncer de mama.

- Exposición al estrógeno: debido a que el estrógeno en las mujeres estimula el crecimiento de las células mamarias, la exposición a esta hormona durante por mucho tiempo es otro factor de riesgo.

Cinco maneras de reducir el cáncer de seno

1 La Asociación Americana Contra el Cáncer recomienda controlar su peso. Tener sobrepeso o padecer obesidad aumenta el riesgo de cáncer de seno en la adultez. Tener más tejido adiposo puede aumentar sus probabilidades de presentar cáncer de seno.

2 Haga ejercicio con regularidad. De acuerdo con un estudio de la Iniciativa para la Salud de la Mujer, con tan solo hacer una caminata enérgica de 1.25 a 2.5 horas por semana reduce un 18% el riesgo que tiene una mujer. Caminar 10 horas a la semana lo reduce aún más.

3 Limite el tiempo de estar sentada. En un estudio de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, las mujeres que pasaban 6 horas o más sentadas al día cuando no estaban trabajando tuvieron un riesgo 10% más elevado de padecer cáncer invasivo de seno.

4 Limite el consumo de alcohol. Las investigaciones han mostrado que las mujeres que toman de 2 a 5 bebidas alcohólicas al día tienen aproximadamente 1½ veces más de riesgo de llegar a tener cáncer de seno que las mujeres que no toman.