Las clases de música mejoran las habilidades lingüísticas

Una mayor participación en clases de música podría beneficiar al desarrollo lingüístico de los niños.

Participar en clases de música puede en realidad 'remodelar' el cerebro de un niño.
Participar en clases de música puede en realidad 'remodelar' el cerebro de un niño.

Los investigadores dieron seguimiento a niños de Harmony Project, una organización sin fines de lucro que ofrece educación musical e instrumentos a niños pobres de Los Ángeles.

Durante dos años, los niños que participaron activamente en las clases mostraron unas mejoras más notables en la forma en que el cerebro procesa el lenguaje y la lectura, en comparación con los que tenían unos niveles más bajos de participación.

Además, los beneficios de la participación activa en las clases de música ocurrieron en las mismas áreas del cerebro que son tradicionalmente débiles en los niños de familias pobres, según el estudio, publicado en la revista Frontiers in Psychology.

"Incluso en un grupo de estudiantes altamente motivados, unas variaciones pequeñas en la participación musical (la asistencia y la participación en clases) predijeron la potencia del procesamiento neural tras el entrenamiento musical", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Northwestern la autora líder, Nina Kraus, profesora de ciencias de la comunicación, neurología y fisiología de la universidad.

"Nuestros resultados respaldan la importancia de la experiencia activa y la participación significativa con el sonido para estimular cambios en el cerebro", añadió.

Participar en clases de música puede en realidad "remodelar" el cerebro de un niño de una forma que mejora la capacidad para procesar el habla, una capacidad que se vincula de cerca con la lectura, según los investigadores. El hallazgo del estudio es importante para los niños de familias pobres, que procesan el sonido de forma menos eficiente. Esto aumenta el riesgo de que les vaya mal en la escuela, advirtió Kraus.

"Lo que hacemos y la forma en que interactuamos con el sonido tiene un efecto sobre nuestro sistema nervioso", afirmó. "Pasar tiempo aprendiendo a tocar un instrumento musical puede tener un efecto profundo sobre el funcionamiento de nuestro sistema nervioso".