Consejos para unas vacaciones saludables

La responsabilidad es fundamental en este verano. Disfruta de los días de asueto por Semana Santa cumpliendo todas las medidas de bioseguridad.

/

SAN PEDRO SULA.

Sin duda alguna, afrontamos un verano distinto, pero esto no implica que no podamos aprovechar esta Semana Santa para disfrutar de un tiempo de calidad con la familia y de alguna escapada con precaución.

Vivimos momentos en los que, junto con el descanso y el relax, hay que hacer hincapié en la prevención y la bioseguridad, más aún que en años precedentes.

Y es que ya de por sí la época estival obliga a prestar una mayor atención a la salud, cuidando la alimentación y la hidratación para evitar los posibles golpes de calor y protegiendo bien nuestra piel de los efectos de la radiación solar.

Pero ahora, además, está presente el riesgo de contagio por el covid-19, por lo que para evitar el contagio es necesario tomar algunas precauciones. Te compartimos algunos consejos útiles para seguir especialmente en esta época veraniega.

1. Grupos pequeños en la playa o en las piscinas

Estos son los lugares más deseados para combatir los calores del verano, por lo que es fundamental hacer caso a las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Entre ellas, cumplir con las medidas de bioseguridad y mantener la distancia de 2 metros.

También es conveniente evitar el uso de gel hidroalcohólico, por su posible efecto perjudicial para la piel cuando se entra en contacto con el sol.

Los dermatólogos desaconsejan su uso, ya que su alto porcentaje de alcohol, en combinación con la radiación solar, puede provocar quemaduras, especialmente en las pieles más sensibles.

Además, pese a que está demostrado que ni la arena y ni el agua suponen un riesgo específico de contagio, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en España, asegura que sí lo son las aglomeraciones de personas y el contacto estrecho que suele producirse en estos entornos.

Por eso, lo ideal es optar por grupos pequeños, en los que se mantenga la distancia de seguridad (de las toallas, sombrillas, sillas reclinables…) y se evite compartir objetos, como artículos de baño, aseo, o artefactos de juego, y estar muy pendientes de los enseres personales.

Y es que hasta un gesto tan habitual en años precedentes como colgar la toalla en la barandilla puede suponer ahora un riesgo. Por eso, una vez en casa, es importante lavar la ropa de playa o piscina y darse una ducha.

2. Higiene y distancia

Este año, por lo tanto, hay que tener especial cuidado en las zonas de baño, en las que hay que tratar de mantener entre 2 y 4 metros cuadrados de espacio individual de agua por persona.

Del mismo modo, también se recomienda respetar los carriles de nado para, así, minimizar el contacto con otros. Y una buena idea, muy sencilla de poner en práctica, es desinfectar el calzado al entrar a la piscina.

Conviene hacerlo nada más entrar al recinto, ya sea en las bandejas desinfectantes que facilitarán muchos de estos emplazamientos o de forma individual con aerosol desinfectante. Otras opciones son cubrirlo con calzas o cambiarse al calzado exclusivo para la zona de piscina (chanclas, sandalias, cangrejeras…).

3. Reuniones con precaución

Estamos deseando que se produzcan los reencuentros con la familia y seres queridos. Pero también hay que extremar los cuidados en los encuentros con amigos en terrazas de restaurantes o zonas privadas.

Es importante respetar en todo momento las medidas establecidas por las autoridades sanitarias, especialmente la distancia mínima de seguridad y el uso de mascarilla, y apelar a la responsabilidad individual. Pero aún hay más consejos: hay que procurar no picar del mismo plato ni utilizar elementos de mesa comunes, como servilleteros o palilleros.

Y además, siempre que sea posible, hay que intentar utilizar material desechable (manteles y servilletas de papel, cubiertos de plástico…). Si no es viable, no reutilizar nada y lavar todo bien.

4. Al aire libre: no olvides tomar el sol con precaución

Todos sabemos que una exposición excesiva al sol puede ser perjudicial para la salud de tu piel. Pero lo cierto es que el astro rey es vital si queremos suplir la deficiencia de vitamina D, un nutriente que influye directamente en el sistema inmune, reforzándolo frente a agentes externos y protegiéndolo, por ejemplo, de infecciones del tracto respiratorio.

Por eso, después de pasar meses confinados en casa, el verano es un buen momento para estimular la síntesis de vitamina D, disfrutando del sol con precaución. También puedes tener en cuenta los alimentos de tu dieta que la incluyen, como pueden ser el pescado azul y graso, los huevos, los lácteos o el jugo de naranja.

Ahora bien, no hay duda de que este año la piel será más vulnerable a la exposición solar por no haber tenido un periodo previo de adaptación a los rayos ultravioleta, por lo que es especialmente importante utilizar protección solar con un factor elevado, renovándola cada 2 horas, y evitar exponerse al sol las horas centrales del día.

5. ¿Y si sales de viaje?

Si tienes pensado darte una escapada, lo cierto es que el vehículo particular es la opción más recomendable. Y sobre todo ocupado por las personas con quienes convives diariamente. En cualquier caso, conviene extremar la limpieza, sobre todo, en las zonas de mayor riesgo: retrovisores, radio, volante, contacto, palanca de cambios, freno de mano, rueda y rejilla del climatizador, ajuste de posición del asiento, ventanillas o cinturón de seguridad.

En el caso de que optes por otros medios como el avión, el bus, lo más indicado es elegir el asiento de ventanilla.

La razón, tal y como se recoge en un estudio reciente de la Universidad de Emory, de Atlanta, es que dichos asientos son los que menos interacción tienen con el resto de los viajeros, posibilitando la creación de un “espacio propio”.

Hay más medidas que puedes tomar, como limpiar con una toallita el reposacabezas, la mesita o la hebilla del cinturón, y lavarte las manos según las recomendaciones una vez terminado el viaje.

6. Planes y visitas turísticas

Sin duda, la mejor alternativa son aquellas rutas turísticas al aire libre y tomando precauciones individuales. Ahora mismo, lo más recomendable es elegir emplazamientos que estén en espacios abiertos, que tengan poca masificación y que incluyan recorridos a pie.

E incluso en estos lugares, es importante extremar las precauciones: usar la mascarilla, mantener la distancia de seguridad, tener el gel desinfectante a mano, utilizar folletos/mapas de uso individual o buscar información de forma digital o vía app, recurrir a materiales y dispositivos propios o desechables (por ejemplo, auriculares), evitar tocar superficies como pomos o barandillas, o procurar descansos en espacios abiertos.

Los expertos insisten en que si seguimos todas estas recomendaciones podemos conseguir que el verano de 2021 sea saludable, lo que depende, este año más que nunca, de la responsabilidad de cada persona.

No olvides que el coronavirus sigue ahí afuera, por lo que la prudencia y el respeto a las normas se convierten en algo fundamental y salvan vidas.

cg-veranocorona-290321 (2)(1024x768)
Nunca te olvides de:
- Guardar el distanciamiento social. Al poner distancia con los demás, al mantenernos alejados unos de otros, quienes están infectados con el virus tienen menos probabilidades de contagiar a otros.

- evitar aglomeraciones. Si visitas alguna playa, centro turístico, río o algún lugar recreativo, debes evitar el aglutinamiento de personas, ya que las probabilidades de infectarse de covid son muy grandes.

- Lavarte las manos. Para eliminar cualquier rastro del virus de las manos, no basta con frotarlas y aclararlas rápidamente. Primero debes mojarte las manos con agua, aplica una cantidad suficiente de jabón para cubrir las manos mojadas, frota por toda la superficie de las manos (el dorso, el espacio entre los dedos y debajo de las uñas) durante unos 20 segundos.

Lavar bien con agua y secarse las manos con un paño limpio o una toalla de un solo uso.

cg-veranocorona-290321 (3)(1024x768)
Debes llevar:
-Mascarillas para protegerse del covid-19: Su propósito es proteger al que la usa del contacto con gotitas de saliva de alguna persona contagiada de covid.
-Gel antibacterial: Promocionan, en su mayoría, su capacidad para eliminar el 99.9 por ciento de las bacterias y virus.
-Toallitas desinfectantes: Te ayudan a eliminar el 99,9% de bacterias y virus del covid-19. Son útiles para toda la familia.
-Lentes de sol: Te ayudan a proteger la vista de la luz directa del sol, además, en momentos de pandemia, es necesario protegerse los ojos.
-Bloqueador solar: Es una loción, gel, aerosol u otro tópico que evita o disminuye los efectos causados por la radiación solar. Usa un factor alto.
-Medicamentos de primeros auxilios: Es necesario que en tus vacaciones siempre andes un botiquín de emergencia.
La Prensa