Recursos terapéuticos para liberarte del estrés

La tensión puede traer consigo consecuencias tanto físicas como psicológicas.

/

SAN PEDRO SULA.

Las personas están contantemente sometidas a presiones que pueden desatar su tensión nerviosa. Esto puede traer consigo consecuencias ya sean físicas, que se manifiestan a través de dolores y enfermedad, como emocionales que vienen acompañadas de tristeza y depresión. Además, suelen proyectarse en lo psicológico, disfrazadas de temor.

Para combatir estos factores negativos, los individuos, en el mejor de los casos, acuden a profesionales en busca de algún tipo de orientación. Los expertos suelen recomendar la risoterapia para contrarrestar los efectos negativos que nos les dejan disfrutar d ela vida. Según la experiencia de Jesús Rodríguez Rodríguez, doctor en Psicología y director del Centro de Equilibrio Emocional PsiqueX, cualquier consulta psicológica positiva puede ser eficiente a la hora afrontar el estrés, la ansiedad o una dolencia psicosomática.

El experto considera que aparte de las risoterapia existen una serie de alternativas para escapar del agobio y el malestar dentro de las que se destaca el «mindfulness» debido a que, «generalmente, en las terapias la técnicas de risa y la de pensamiento pleno se complemetentan, con el propósito de potenciar los beneficios de cada una», explica.

Rodríguez, comenta que el mindfulness busca que «la persona logre atención y conciencia plena del momento presente en el que se encuentra, de forma activa y reflexiva sin entrar en juicios de valor que puedan afectarla, –afirma–. De esta forma, puede situarse en el aquí y ahora, sin inundarse ni dejarse arrastrar por el dolor de eventos o circunstancias que ocurrieron en el pasado y, a su vez, sin verse afectado por preocupaciones y temores que produce el futuro. Logrando, de esta forma, grandes mejoras en la salud física y mental. Además, el paciente consigue una visión profunda de sí mismo, de los que le rodean y de las circunstancias que lo afligen».

Además de estas formulas, existen muchos otros métodos terapéuticos que puede ayudar a las personas a conservar su estabilidad física, mental y espiritual:

–Musicoterapia: Está técnica propone aumentar el bienestar, desarrollo de la creatividad y control del estrés mediante el uso de instrumentos y cantos.
No es nuevo que se utilice la música como elemento para trabajar la conducta de los seres humanos. También se ha utilizado como forma de comunicación no verbal para expresar sentimientos o estado de ánimos.
–Zooterapia: emplear el contacto con los animales, generalmente con caballos, con el objetivo de mejorar la socialización y el estado de ánimo mediante la creación de lazos afectivos.
La terapia asistida con animales normalmente va dirigida a personas en riesgo de exclusión social, fracaso escolar, TDAH, TEA, Violencia doméstica, enfermedad mental.
–Cromoterapia: El proceso es mediante el uso de luces de colores, dependiendo de la dolencia que se quiera tratar.
Este tratamiento se utilizada en la llamada medicina alternativa o naturopatía, en la que se parte de la visualización de los colores en que se divide el espectro de la luz solar para influir en la mejora del estado anímico y de bienestar del paciente.
–Aromaterapia: A través de aceites esenciales, por inhalación o masaje, se puede lograr una mejora en la salud física y/o mental. Es una técnica con mucha historia pues ya los egipcios, chinos o romanos empleaban estos aceites para relajar o estimular.
–Hidroterapia: Otra técnica empleada en civilizaciones antiguas, donde el uso del agua a diferentes temperaturas puede ayudar en diferentes tratamientos médicos: mejorar el tono muscular, resistencia, disminución del dolor, aumentar la relajación y ofrece grandes beneficios.
–Volver a la naturaleza: «por sí no es una terapia, pero volver a las raíces rurales, a esa España vaciada, donde la naturaleza está más próxima a nuestro domicilio y donde no hay prisas ni agobios, y el reloj se convierte en un aliado y no en un enemigo», apunta el profesional.

La Prensa