Consejos para papá durante los primeros días del bebé

El cuidado del recién nacido y de la madre son esenciales y crearán un mayor vínculo si el padre se involucra con ambos.

/

SAN PEDRO SULA.

A la hora de tener un hijo, en la mayoría de los casos la atención y gran parte de las recomendaciones recaen sobre la madre, en especial durante el embarazo y primeros días de posparto, lo que ha llevado a muchos padres a cuestionarse el rol que deben asumir durante ese tiempo y cómo pueden apoyar a su familia cuando llegan en casa con el recién nacido.

«Hasta que no está en casa no te das cuenta de lo frágil que es alguien tan pequeño que no puede comunicarse para pedirte comer, decirte si tiene frío o calor, si le molesta la ropa, si se le clava una uñita o si hay demasiado ruido», indica la pediatra Mar López Sureda.

Entre las principales recomendaciones de los especialista para los padres está la de turnarse con su compañera para el cuidado y alimentación del bebé, así como ayudar todo lo posible en las responsabilidades del hogar porque son algunos de esos pequeños detalles los que representan un gran desahogo para la madre.

¿Por qué es importante que el papá se involucre?
Durante los días posteriores al nacimiento se suelen crear vínculos especiales que serán más sólidos y positivos si se hacen a través del cuidado conjunto. Además, dejar toda la responsabilidad sobre la progenitora puede acarrear roces en la relación de pareja. Los expertos aconsejan «una responsabilidad horizontal donde ambos se repartan los deberes con el bebé, así como lo hacen con las responsabilidades económicas y del hogar».

La doctora María Ángeles Cerezo, directora científica de IPINFA, aconseja a los padres ayudar en todo lo posible a su compañera, especialmente en ciertos aspectos como su descanso, su alimentación y su bienestar emocional. Además, es importante tener en cuenta las medidas de higiene y de protección de la familia y del hogar, sobre todo en este tiempo de pandemia.

Para la especialista en urgencias pediátricas Mar Lopez Sureda lo más importante de la figura del padre «es prestar ese apoyo emocional para que todo pueda marchar bien». Además, añade que «los bebés también necesitan a sus padres, pero a quienes más necesitan sus primeros días es a su madre –por una cuestión natural de vínculo y supervivencia–, ya que han estado nueve meses dentro de mamá y están acostumbrados al latir de su corazón, a su olor y a su voz».

«Si papá se involucra animado, apoyando y cuidando a mamá y al bebé, ese vínculo madre e hijo y también padre e hijo será mejor y más sano. Todo marchará mejor en casa», afirma la profesional.

La Prensa