¿Cuándo debería su hijo visitar al dentista por primera vez?

El niño debe ir al dentista a la edad de 1 o dentro de los seis meses después de que aparezcan los primeros dientes.

SAN PEDRO SULA.

La mayoría de los niños no ven al dentista familiar hasta que tienen más de 2 años, mucho después de lo que recomiendan los profesionales dentales y médicos.

Esta es una de las conclusiones clave de una encuesta sobre la salud bucal de los niños , realizada por Morpace, Inc., en nombre de la Asociación de Planes de Delta Dental.* Delta Dental encargó la encuesta para obtener un mayor conocimiento acerca del estado de la salud bucal de los niños.

La encuesta del personal de atención primaria reveló que, para aquellos niños que han visto un dentista (y 34% no lo han visto), la edad promedio de la consulta inicial fue los 2.6 años. La Academia Americana de Odontología Pediátrica (AAPD, por sus siglas en inglés) recomienda que un niño debe ir al dentista a la edad de 1 o dentro de los seis meses después de que aparezcan los primeros dientes. Los dientes primarios generalmente comienzan a crecer alrededor de los 6 meses de edad.

La importancia de los dientes primarios no está reconocida
Entre aquellos niños que nunca visitaron al dentista o que no han visto al dentista en los últimos 12 meses, la razón que se mencionó con mayor frecuencia (62%) fue que "el niño es demasiado pequeño" o que "todavía no tiene suficientes dientes". La falta de cobertura de seguro fue citada por el 12% de los cuidadores.

Según la AAPD, es muy importante mantener los dientes primarios (o "de leche") en su lugar hasta que se caigan de manera natural. Los dientes primarios son importantes por muchas razones, incluidas:

-Ayudar a los niños a masticar correctamente para mantener una buena nutrición
-La participación en el desarrollo del habla
-Ayudar a guardar el espacio para los dientes permanentes.
-Fomentar una sonrisa saludable que ayude a los niños a sentirse bien sobre la forma en que se ven.

"Mucha gente no entiende la gran importancia que tienen los dientes de leche de los niños para la salud bucal de toda la vida", dice Kevin Sheu, DDS, director de servicios profesionales de Delta Dental. "Hay una continua necesidad de mayor educación para enseñar prácticas, tales como las técnicas apropiadas para cepillarse y usar el hilo dental, que asegurarán la salud bucal para toda la vida. La primera consulta con el dentista es una gran oportunidad para que los padres aprendan de qué manera cuidar mejor los dientes de sus hijos".

Calmando los nervios de la consulta con el dentista
Si comienza a llevar a sus hijos al dentista aproximadamente al momento en que comienzan a crecer los primeros dientes, entonces probablemente serán demasiado pequeños para ponerse nerviosos. Pero si espera hasta que el niño sea más grande (por ejemplo, 2 años), entonces es posible que él o ella sienta un poco de ansiedad en el momento de la primera consulta.

¿Cuál es la mejor manera de preparar a su hijo para la maquinaria chirriante, los instrumentos puntiagudos y un extraño diciéndole "abre la boca bien grande"?
-Déle a su hijo un pequeño anticipo.Lleve a su hijo con usted a su próximo chequeo para que vea cómo le examinan y le limpian los dientes.
-Conozca más acerca del tema. Muchos libros y recursos en línea están orientados a enseñarles a los niños más sobre la salud dental y las consultas con los dentistas. El sitio web para niños de Delta Dental, www.mysmilekids.com, tiene historias y actividades divertidas para ayudar a que los niños aprendan sobre sus dientes.
-Juegue. Túrnese para ser el dentista y el paciente con su hijo. Examinen los dientes del otro con un espejo o usen los dedos para contar los dientes del otro, de modo que su hijo se familiarice con la sensación de la examinación del dentista.
-El tiempo lo es todo. Planifique mucho tiempo de modo que la consulta con el dentista no sea apresurada y asegúrese de que su hijo haya descansado bien antes de la consulta, así se sentirá relajado y cómodo.

La Prensa