Consejos para que los niños disfruten del pescado

Los niños deben consumir pescado de 3 a 4 veces por semana, sin embargo, su consumo está muy por debajo situándose de 2 a 3.

/

SAN PEDRO SULA.

A través de la dieta conseguimos la energía y los nutrientes que necesitamos para nuestro día a día y, por este motivo, es vital que ésta sea equilibrada e incluya todos los grupos de alimentos. «Al igual que en el caso de los adultos, los niños deben consumir pescado de 3 a 4 veces por semana, sin embargo, su consumo está muy por debajo situándose de 2 a 3», explica Natalia Ramos, dietista-nutricionista en Angulas Aguinaga.

Alimentos imprescindibles en la dieta de los niños
Los pescados y mariscos aportan una gran cantidad de nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de los más pequeños. «Son alimentos imprescindibles en su dieta ya que los pescados contienen proteínas de alta calidad, ácidos grasos omega 3, minerales como el zinc y vitaminas como la B12 o la D que son especialmente beneficiosas en un estilo de vida tan activo a nivel físico y metabólico como el de los niños», explica Natalia Ramos.

Aquí te mostramos una serie de claves para que los más pequeños de la casa coman pescado y marisco sin que sea una tortura:

-Prepara recetas sabrosas y diferentes que puedes aderezar con hierbas aromáticas.
-Elige pescados o piezas que no tengan espinas, que estén limpios y que les gusten a los niños: aros de mar, rabas..., que, además, son los favoritos de los niños. De esta forma, cuando los niños coman pescado, disfrutarán del momento.
-Presenta los platos de una forma llamativa. Juega con los colores y haz formas divertidas que llamen la atención de los niños.
-No ofrezcas el pescado como un segundo plato, ofrécelo siempre como un principal. Acompáñalo con verduritas o una ensalada que, además de darle color, va a contribuir a que sea un plato mucho más completo y apetecible.
-El marisco puede convertirse en un gran aliado. Mejillones, pulpo, langostinos… son alimentos que, además de ser muy ricos en nutrientes, son muy versátiles y puedes utilizarlos en multitud de recetas que los niños se comerán sin casi inmutarse.
-Implica a los pequeños en todo el proceso de alimentación desde la compra a la preparación de la receta, de esta forma, fomentaremos el interés del niño por los alimentos.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás hacer que los niños incluyan el pescado y el marisco como un alimento más de su dieta.

La Prensa