Los falsos mitos de las verduras congeladas

¿Las verduras congeladas son iguales que las frescas? ¿Tienen el mismo sabor? ¿Son medioambientalmente sostenibles?, aquí se desmiente algunos mitos sobre las verduras congeladas.

SAN PEDRO SULA.

Las verduras siempre han formado parte de nuestra alimentación y desde hace varios años están cobrando más importancia debido a que cada vez nos preocupamos más por la salud. Esto, unido a las necesidades del consumidor actual, con un ritmo de vida ajetreado que demanda soluciones prácticas, ha abierto los ojos de la sociedad y ha hecho que aumente el consumo de verduras congeladas un 5,2% en el último año.

No nos equivoquemos, las verduras congeladas no son un producto de segunda categoría, al contrario, tienen multitud de ventajas y las mismas propiedades que las verduras frescas.

Verduras-congeladas-1(1024x768)

Mitos de las verduras congeladas
Sin embargo, todavía parecer haber dudas acerca de estos alimentos que tanto bien hacen en nuestra salud. ¿Las verduras congeladas son iguales que las frescas? ¿Tienen el mismo sabor? ¿Son medioambientalmente sostenibles? Estos son los falsos mitos sobre las verduras congeladas que Elisa Escorihuela desmitió junto a los expertos de Verleal:

1. Las verduras congeladas no son frescas. FALSO. «Son verduras frescas congeladas. Se recolectan en su momento óptimo de frescura para posteriormente ser congeladas», cuenta.

2. Las verduras congeladas no son tan sanas como las frescas. FALSO. Según explica la experta en nutrición, está demostrado científicamente que tienen las mismas propiedades que las verduras frescas.

3. Tienen aditivos y conservantes. FALSO. «El único conservante es el frío, que las mantiene intactas, como si estuvieran recién recolectadas», dice Elisa Escorihuela.

4. Cocinarlas lleva tiempo y es complicado. FALSO. «Ya vienen cortadas y listas para cocinar. Solo hay que sacarlas del congelador y directamente cocerlas, cocinarlas al vapor, a la sartén o incluso al microondas», explica la nutricionista.

5. Su origen es dudoso. FALSO. Verleal garantiza el origen, calidad y seguridad alimentaria de toda sus verduras y procesos y sistemas de producción avalados por los certificados de calidad más exigentes.

6. Se desperdicia gran cantidad de comida. FALSO. Son el aliado perfecto para luchar contra el desperdicio alimentario porque lo que no se consume se puede guardar en el congelador.

7. No quedan tan ricas como las frescas. FALSO. «Al estar congeladas conservan intactas todas sus propiedades, por lo que saben igual que las verduras frescas», comenta Elisa Escotihuela.

8. Es mejor comprar verduras frescas y congelarlas en casa. FALSO. «Es mejor comprarlas congeladas porque los congeladores domésticos tardan más en congelar los productos y cuanto más tiempo se tarda más propiedades nutricionales pierden las verduras», cuenta.

9. Se les añaden colorantes para mejorar su aspecto. FALSO. La verdura ultracongelada mantiene los colores naturales de la materia prima. En ningún momento del proceso se utilizan colorantes.

10. No son medioambientalmente sostenibles. FALSO.« Verleal las cultiva y elabora bajo prácticas respetuosas con el medioambiente», concluye la experta.

La Prensa