Errores que cometes al usar el microondas

La falta de paciencia o no elegir los alimentos adecuados puede derivar en cocinarlos de manera incorrecta.

SAN PEDRO SULA.

El microondas sirve, como se suele decir, «para un roto y para un descosido». Este pequeño electrodoméstico muchas veces es nuestra salvación: recalentamos un plato del día anterior, descongelamos esa carne que se nos pasó sacar del congelador o es la solución a una cena rápida precocinada.

Pero el microondas nos ofrece muchas más posibilidades de las que en un principio aparenta. Aunque nos permite cocinar alimentos con algunas técnicas, como al vapor o hervir, el microondas se considera en sí misma una cocción. «Ninguna otra cocción utiliza la polaridad del agua del propio alimento como recurso para la cocinarlo, por lo que es una técnica de cocinado única», explica Ana Amengual, dietista-nutricionista del Centro Júlia Farré.

La profesional enumera el resto de técnicas que podemos realizar utilizando el microondas. En primer lugar, una de las más fáciles es hervir un alimento añadiendo agua. También, existen utensilios para cocinar al vapor. El cocinado se produce porque, si añadimos una base de agua en la parte inferior y se tapa dejando unos agujeros, se permite que el vapor alcance al alimento en la parte superior.

«Por otro lado, podemos asar o tostar, hasta hacer patatas chips al micro; hay que cortarlas bien finitas», comenta Ana Amengual.

También existe la función «grill» en muchos microondas. «Esta funcionalidad consiste en una resistencia eléctrica que suele estar en el techo del microondas e irradia un calor seco para dar el efecto «tostado» del horno, aunque no llega a ser el mismo», explica.

Los mejores alimentos

Aina Huguet, dietista-nutricionista de la clínica de nutrición Alimmenta explica que hay alimentos que pueden beneficiarse más de ser cocinados en este electrodoméstico. Habla de los pescados, que al no necesitar un largo tiempo de cocción, se puede preparar de manera rápida. «Para que no se sequen lo mejor es cubrir el pescado con un papel film apto para microondas, le añadas unas verduras y lo prepares tipo papillote», aconseja la nutricionista.

Destaca también los huevos, ya que también es un alimento que se cocina de forma rápida. Podemos cocinar tortillas, huevo a la plancha, a la cazuela o incluso revueltos.

También debido a su elevada actividad de agua, las verduras son perfectas para cocinar al microondas de forma rápida. «Por ejemplo, se puede cocinar la cebolla para una tortilla de patatas, preparar cualquier verdura al vapor o hacer un sofrito rápido colocando en un recipiente las verduras cortadas con tomate al natural y cubriéndolo con un papel film agujereado con la ayuda de un tenedor», comenta Aina Huguet.

Por último, destaca que podemos cocinar, por ejemplo, unas manzanas al microondas con un poco de canela, una compota de pera, incluso un melocotón troceado y posteriormente triturado con unas hojas de menta.

microondas.6(1024x768)

Errores comunes con el microondas

Muchas veces nos encontramos, no que no sepamos sacarle partido al microondas, sino que cometemos algunos errores que impiden que cocinemos los alimentos de manera correcta. Ana Amengual dice que, por ejemplo, muchas veces utilizamos film transparente para tapar el plato al calentarlo, cuando este en ocasiones no es apto para el uso en microondas. Asimismo, indica que, si compramos un plato ya preparado para cocinar en este electrodoméstico, «algunas veces se indica que debemos poner el alimento en un recipiente apto». «Si lo hacemos, este envase puede deshacerse en el microondas o bien traspasar ciertos sustancias perjudiciales a los alimentos», advierte.

Por su parte Aina Huguet señala tres de los errores más comunes que cometemos a la hora de utilizar el microondas: descongelar con un programa que no está destinado para esta función, querer cocinar alimentos muy gruesos y utilizar potencias muy elevadas para así terminar antes.

También, Ana Amengual habla de la importancia de la paciencia a la hora de cocinar con el microondas. «Debemos ponerlo de pocos segundos en pocos segundos para ir dando la vuelta a los alimentos» comenta y añade: «La cocción o el calentamiento al microondas se considera una de las cocciones más rápidas, pero debemos atenderlas y tener paciencia para que queden bien».

La importancia de descongelar correctamente

En lo referente a descongelar, la nutricionista de Alimmenta reitera que debemos utilizar el programa destinado para esta función («defrost»), así como advierte que, una vez descongelado el alimento debemos cocinarlo inmediatamente, pues si no «se puede favorecer la proliferación de microorganismos potencialmente patógenos». Por su parte, Ana Amengual comenta que, si nuestro microondas no tiene función de descongelar, lo ideal es elegir la baja potencia e ir dando vueltas al alimento en espacios breves de tiempo. «Si no lo hacemos, la pieza se calentará más la parte externa que la interna. Si la vamos moviendo conseguimos que la descongelación sea uniforme y el alimento no llegue a cocinarse», recuerda.

Pero, aunque el microondas nos brinde una opción rápida de cocinado, ¿es una opción saludable? Ambas nutricionistas contestan con rotundidad: «Sí». «Al permitirnos cocinar el alimento en un corto periodo de tiempo y sin necesidad de sumergir el alimento en agua, cocinar al microondas no supone casi pérdida de nutrientes», apunta Huguet. Ana Amengual pone un ejemplo para concluir: «Al cocinar al micro una hortaliza conseguimos que la pérdida de vitamina C sea un 45% menor de la que se produciría con cualquier otro tipo de cocción convencional».

La Prensa