La dieta mediterránea ayuda a función renal

Una investigación sugiere que este régimen alimenticio es ideal para personas con trasplante de riñón

A beautiful group of products, (Fish, fruit, vegetables, cereals, beans, and olive oil) typical in the mediterranean diet
A beautiful group of products, (Fish, fruit, vegetables, cereals, beans, and olive oil) typical in the mediterranean diet

EE UU. Seguir una dieta de estilo mediterráneo podría ayudar a proteger la función renal tras un trasplante, conforme a un estudio reciente.

Los trasplantes de riñón pueden salvar vidas, pero en un plazo de 10 años más de un tercio de los receptores comienzan a perder función renal, señalan investigadores.

Para ver si la dieta podría hacer una diferencia, unos investigadores holandeses observaron si una dieta de estilo mediterráneo, rica en pescado, verduras, legumbres, frutos secos y aceite de oliva y más baja en lácteos y carne, podría ayudar a mantener la función renal.

El Dr. Antonio Gomes-Neto, nefrólogo de la Universidad de Groninga, en los Países Bajos, dirigió el estudio. En el mismo, más de 600 receptores de riñón completaron un cuestionario sobre la comida. Durante un seguimiento promedio de cinco años, más de 119 pacientes experimentaron un declive en la función renal. De los pacientes, 76 desarrollaron insuficiencia renal.

Su adherencia a la dieta mediterránea se midió mediante una escala de nueve puntos.

Por cada aumento de dos puntos, los participantes tuvieron un riesgo un 29% más bajo de reducción en la función renal y un riesgo un 32% más bajo de insuficiencia renal, halló el estudio.

“Unas evidencias científicas crecientes han demostrado los beneficios de salud de la dieta mediterránea en la salud cardiovascular y renal. La dieta mediterránea es el régimen que por cientos de años se ha llevado en España, Italia y el Mediterráneo.

La Prensa