Más noticias

Sáquele provecho al frío: vuelva su casa más cálida  

Para generar calidez en el hogar es mejor usar iluminaciones puntuales y utilizar los colores propios de la temporada de frío.

Expertos afirman que no debería haber más de dos almohadones parecidos en un ambiente.
Expertos afirman que no debería haber más de dos almohadones parecidos en un ambiente.

Redacción

Si entre sus planes de fin de año está redecorar, tome en cuenta esta guía de colores que están pisando fuerte esta temporada por darle calidez al hogar.

Con el invierno se acortan los días, hace más frío y, automáticamente, dan más ganas de pasar tiempo en casa. ¿Pero cómo lograr que la casa se sienta cálida y acogedora? En esto hay distintos gustos. Lo que para unos puede representar un ambiente cálido, puede resultar aburrido para otros. Pero hay algunas cosas que, en general, generan una atmósfera acogedora.

Un elemento clave son los colores, por lo que se recomiendan los tonos cálidos. Estos son distintas paletas de amarillo y naranja hasta el rojo, es decir, los colores del otoño. A ellos se añaden el gris y los tonos marrones como el café, el nougat y el chocolate.

Sin embargo, tampoco hay que exagerar. Lo mejor es ir colocando algunos acentos con colores más frescos, es decir combinar verde musgo o petróleo con tonos cálidos entre el crema y el color miel, el dorado y el rojo carmín.

Uno de los colores más requeridos actualmente en el diseño es el ultravioleta, que queda muy bien en combinación con blanco, verde oliva y amarillo mostaza. Sin embargo, no debe usarse para pintar superficies grandes o muebles importantes como los de cocina. Incluso hay que ser cuidadoso a la hora de elegir un sillón violeta.

Un color muy requerido y que combina bien con muchos otros es el gris latón. Incluso los objetos de latón aportan calidez al hogar.

Otro elemento importante para que la casa se vea acogedora es la tela de cortinas, almohadones y mantas que cubren sillones. Un consejo: en vez de una sola manta, eche varias sobre el sofá, generando un cálido efecto de drapeado.

Un tip viejo pero efectivo es también tener varios almohadones. Lo ideal es que no más de dos de ellos sean iguales. En este caso también es importante combinar bien los colores: se pueden elegir distintos estampados en rojo, por ejemplo, y un almohadón más grande que imite el pelaje de un animal que llame la atención. Como siempre, los objetos decorativos quedan mejor en números impares.

En el caso de los materiales, hay una regla de oro: volver a la naturaleza. Es decir, privilegiar materiales naturales como lino o algodón a los sintéticos, aunque sean más delicados y difíciles de lavar. Porque estos materiales tienen además un plus: como los conocemos de la casa de nuestros padres y abuelos, generan cierta sensación de familiaridad.

Los accesorios, en tanto, se pueden ir cambiando. Para el otoño o el invierno son ideales los materiales naturales, por ejemplo las pieles. Los pisos pueden ser de madera o cerámicos que imiten los de las casonas antiguas.

Otro elemento clave para generar calidez es la luz. En este aspecto se pueden cometer muchos errores, ya que la mala luz es siempre incómoda. Una luz demasiado fuerte, como la que hay en la oficina o las cocinas, genera mal ambiente. Para generar calidez en el hogar es mejor usar iluminaciones puntuales con lámparas de pie, veladores o una luz que caiga desde el techo sobre la mesa.

Los farolitos y velas también generan un ambiente agradable, aunque por supuesto hay que vigilarlos de cerca.

Cuatro opciones

1

Los rojos

co-color1-231118(800x600)
El dorado y el rojo carmín quedan muy bien combinados.

2

Ultravioleta.

co-color5-231118(800x600)
Uno de los colores más requeridos, úselo en adornos.
3

Madera

co-color4-231118(800x600)
Usar decoraciones con materiales naturales.
4

Verdes

co-color3-231118(800x600)
En todas sus variantes.