Más noticias

Cómo alimentar correctamente a su gato para que esté sano y fuerte

Los felinos podrían sufrir enfermedades como sobrepeso si no se les alimenta adecuadamente

Si el gato está gordo se le debe reducir la cantidad de comida diaria. Prohibidos los dulces y chocolates.
Si el gato está gordo se le debe reducir la cantidad de comida diaria. Prohibidos los dulces y chocolates.

Redacción

Los gatos aman que sus amos los consientan y les den comida, pero antes de alimentarlos es necesario conocer algunos puntos importantes.

“A los gatos no les suele gustar comer durante mucho tiempo la misma comida, por eso se recomienda cambiar los sabores cada cierto tiempo, aunque nos mantengamos con el mismo tipo de comida y la misma marca”, dice Heidrun Betz, de la Asociación Alemana para la Protección Animal.

Los expertos aconsejan la compra de comida preparada que contenga todos los nutrientes que necesita el animal. “No es aconsejable preparar nosotros su alimentación”.
La comida preparada que se vende en las tiendas contiene unos 40 nutrientes que deben ser combinados de manera correcta. “En casa podemos no ser capaces de hacerlo”, advierte Betz.

Hidratación.

La comida de lata les proporciona humedad, algo positivo, ya que los gatos necesitan beber mucho líquido y, sin embargo, no lo hacen.

La comida en lata no debe dársela recién sacada de la refrigeradora, lo aconsejable es esperar un poco a que tome temperatura para servirla. “Los gatos deben tener siempre agua fresca a mano. La falta de líquido es uno de los problemas que sufren, sobre todo los que solo comen pienso”, indica Frank Langewische, de la Asociación de Criadores de Gatos en Alemania.

La comida húmeda contiene un 70% de agua. Los gatos deben tomar al día entre 60 y 70 mililitros de agua por cada kilo que pesan. “En relación con las cantidades que hay que darles, es más económico el pienso, pero siempre debe ser de calidad”, subraya el veterinario.

Otra de las ventajas del pienso es que puede quedarse en el comedero. La comida húmeda, por el contrario, se estropeará si el gato no la come en el momento. Un gato no debe ser alimentado jamás por nuestra cuenta sin haber hablado de la alimentación con el veterinario.
Se dan casos, por ejemplo, de gente que solo les da hígado para comer.

“Eso puede provocar graves problemas de salud, como un envenenamiento por vitamina A”, dice Langewische. Nunca hay que darles carne cruda. “Puede tener parásitos que se introduzcan en su organismo”, explica Heidrun Betz.

Porciones.

Los gatos adultos deben tomar entre 150 y 300 gramos de comida al día. Los cachorros de hasta seis meses deben comer entre cuatro y cinco veces diarias y hay que darles comida especial para su edad.

“En el caso de los adultos, lo ideal es que la cantidad diaria de alimento se reparta en tres comidas: mañana, mediodía y noche”, comenta la doctora Cornelia Ewering.

Mantener la regularidad en los horarios de comida es importante. Las ganas de comer en los gatos son a veces excesivas. “Un tercio de todos los gatos tienen sobrepeso”.
“Muchas veces les damos de comer de más por cariño mal entendido. En vez de hacer eso, deberíamos jugar más con ellos”, indica.
Los gatos castrados tienen mayor riesgo de sufrir sobrepeso. “Suelen moverse menos y tienden al sobrepeso”, advierte Frank Langewische.

Si al tomar al gato por los costados no encontramos las costillas debido a la cantidad de grasa que hay sobre ellas, entonces es hora de ir al veterinario. “El sobrepeso puede enfermar al gato”, señala Ewering. Problemas del metabolismo, enfermedades óseas o cardiacas pueden ser las consecuencias de un exceso de peso.